WEB personal con 32346 páginas, 134205 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Jaén
Calle Cerón
Caminos o calles
ImprimirInformaciónMandar
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Nacida a la vera del cinturón amurallado.
  • Se creía que llevaba el apelativo en honor de D. Martín Cerón, Prior y Racionero de la S.I.C. de Jaén desde 1.605 pero tal nombre ya lo ostentaba en 1.576, cuando el Ayuntamiento compra varias casas para derribarlas y proceder a un primer ensanche, pues según afirman las Actas Capitulares a pesar de ser tan principal es tan estrecha que por ella no se puede pasar una carga de leña.
  • Una de las casas se compra precisamente a D. Juan Cerón, documentada la presencia de esta familia tantos años aquí residiendo, el fundador de la rama D. Diego Cerón, alcalde mayor de Sevilla en 1.476 y emparentado con el Condestable Iranzo, pues estaba casado con Dª Cuiomar Carrillo, madre de D a Teresa de Torres, esposa del Condestable.
  • El hecho de que originalmente la calle fuera parte del cinturón interno de ronda del circuito murado (la mayor parte de la calle conserva embutidos entre los edificios del lateral derecho los lienzos de la muralla e incluso una torre en muy buen estado) nos indica que por muchos años solamente tendría casas en su lateral izquierdo, pues estaba totalmente prohibido el construir arrimado a la muralla.
  • Después de la conquista de Granada estas defensas pierden su papel militar predominante y se suaviza la vigilancia sobre las mismas, por lo que muchas casas la aprovechan como apoyo; entonces se conformaría la calle con edificaciones a ambos lados, no antes de 1.525.
  • La importancia que tan tempranamente le concede el Ayuntamiento le vino por ser el paso casi obligado de la mayor parte de la ciudad antigua hasta la Plaza de San Francisco (pensemos que la calle de los Álamos no estuvo comunicada con la Audiencia a través de la calle Colón hasta 1.875).
  • Sin perder nunca su denominación oficial, a lo largo de los siglos XVIII y XIX es más común que se la conozca como calle de los pasteleros o calle de las pastelerías o calle d los Confiteros.
  • La confitería más antigua que conocemos aquí es la de Manuel de Dios, funcionando en 1.752.
  • Durante la Guerra de la Independencia era el mejor obrador de la capital, por supuesto en esta calle, el de ]osé Fernández, que suministraba género a la casi totalidad de vendedores ambulantes de dulces y golosinas.
  • A mediados del mismo siglo la palma se la llevaba la Confitería de D. Francisco Palomo, que llegó hasta el siglo XX en manos de su hijo Manuel.
  • La tradición se ha mantenido hasta tiempos recientes en D. Bernardo Jurado que cierra un ciclo ininterrumpido de más de 200 años en esta calle.
  • La lonja de chocolate de José Escalona, trarsformada posteriormente en moderna fábrica de chocolatería y bombonería, que tuvo una vida cercana al siglo en manos siempre de la misma familia.
  • La vieja calle pierde oficialmente sus nombres tradicionales a partir del 12 de Marzo de 1.898, cuando el Ayuntamiento decide dedicarla al politico y Diputado a Cortes por Jaén Sr. León y Llerena.
  • El 16 de Noviembre de 1.934 vuelve a registrar un nuevo cambio, tomando esta vez el de calle de Alejandro Lerroux, importante político republicano catalán, a la sazón Presidente del Consejo de Ministros.
  • Antes de que transcurrieran tres años vive otro cambio onomástico, como todas las calles que habían recibido nombres en el llamado bienio derechista durante la II República, a propuesta del Concejal Sr. Valenzuela, pasando a recordar al diputado Juan Lozano Ruiz. Se coloca con toda solemnidad un rótulo con tal nombre costeado por la Agrupación Socialista de Jaén, en homenaje a dicho político y periodista, director del periódico local Dernocracia, órgano provincial del PSOE, que había muerto fusilado en la zona nacional.
  • A partir del 1 de Abril de 1.939 recupera su viejo toponímico de Cerón, a partir de dicho momento, ya se pierde prácticamente el paralelo de confiteros.
  • Mención aparte merece el hecho de que el primer tramo, desde el inicio en la calle Campanas hasta la cortísima Calle La Parra, que la une con la Plaza de San Francisco, se conoció muchos años como calle del Mesón de la Parra, antiquísima posada que alcanzó en funcionamiento estos tiempos modernos. Sin duda la más famosa e importante de la ciudad por siglos, debido a su vecindad, pared con pared, con el viejo Palacio Episcopal. Como casi todos los mesones nacidos en los siglos XIV y XV estaba inmediato a las puertas de la muralla para mayor comodidad de los viajeros, en este caso a la Puerta de Santa María (Muralla. Puerta de Santa María), sin duda la más importante y monumental de la ciudad.
  • Tuvo casas de banca: la de D. Sixto Santamaría; hoteles: el Central; las mejores casas de muebles del siglo XIX: las de Gregorio Jiménez y Miguel Sánchez; varias imprentas: la de Saturnino Largo, con una vida muy activa hasta que cierra en 1.905 después de regentarla muchos años su viuda, o la de D. José Morales, transformada hasta hace poco en papelería, que presentaba ya en los felices años veinte unos trabajos de una perfección técnica increíble; nada menos que tres casas de sombreros funcionando simultáneamente en 1.891: las de Ana María Rodriguez, Antonio Acero, y Aguirre e Hijos; antiguas tabernas: la de D. José Pulido, abierta en la mísma casa en la que vivía el célebre abogado D. Antonio Mariscal o más modernos bares: La Oficina y La Repostería; la mejor casa de discos y música de la capital, propiedad de D. Manuel Serrano Piqueras y conocida como Salón de Música; tiendas de curtidos selectos: D. Juan Miguel Ferrery D. Pedro Serrano; ferreterías: la de D. Manuel Mediano; tiendas de lujosas lámparas a de D. Juan Tudesqui; almacenes importantes de especias: el de D. Juan García Rubio; surtidas tiendas de ultramarinos finos como la de Gregorio Casado; la selecta camisería de Fernando Jaén.
  • Destaca el antiguo Casino de Artesanos, la Casa de la Calle Cerón nº 6, la Casa de la Calle Cerón nº 7 , la Casa de la Calle Cerón nº 8, la Casa de la Calle Cerón nº 10 y la Casa de la Calle Cerón nº 15.
  • En ella se encontró un Ataifor califal con inscripción epigráfica encontrado en la intersección de la Calle Colón con la Calle Cerón que se conserva Museo Provincial de Jaén.
  • En la esquina de la Calle Cerón con la Calle Campanas se encuentra la Placa de los Reyes Católicos y Colón.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19082600