Calle Campanas. InicioWEB personal con 31.734 páginas, 130.688 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Jaén
Calle Campanas
Caminos o calles
ImprimirInformaciónMandar
Calle Campanas. Adornada durante las jornadas medievalesCalle Campanas. Nuestra Señora de la Soledad 1958Calle Campanas. San Juan Evangelista 1956
Calle Campanas. En obrasCalle Campanas. Foto antiguaCalle Campanas. Arco conmemorativo por la visita de Isabel II 1862
Calle Campanas. Foto antiguaCalle Campanas. Foto antiguaCalle Campanas. Cristo de la Buena Muerte 1954
Calle Campanas. Foto antigua. Foto de RosellóCalle Campanas. 1932
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Siendo parte integrante del zoco o mercado árabe que se dearrolló a la vera de la mezquita aljama
  • Levantada dentro de los límites de la actual Catedral
  • Siguió desempeñando la misma función en los primeros siglos después de la dominación cristiana
  • Formando unidad con la Plaza Santa María pero aún sin edificio alguno en su margen izquierdo; en el derecho se encontraba la antigua Catedral, algo más larga que la que hoy admiramos.
  • Cuando Enrique IV concede a Jaén una feria semanal, privilegio confirmado y potenciado posteriormente por los Reyes Católicos, se instalan las primeras tiendas permanentes que, muy lentamente, dan origen a las edificaciones enfrentadas al lado norte de la Catedral que la conforman definitivamente como vía urbana.
  • Como esta zona de mercado era insuficiente para la ciudad, pronto se amplía a la Plaza de San Francisco, justamente llamada Plaza del Mercado en sus orígenes.
  • Queda pues convertida en el nexo de unión entre las dos plazas principales que eran el verdadero centro neurálgico de la capital, situación que le otorga una importancia, comercial y estratégica, que ha perdurado hasta pleno siglo XX.
  • El lateral derecho, totalmente ocupado por la Catedral y su Sagrario comienza a tomar la configuración que hoy conocemos en 1.701, fecha en la que se inicia la construcción de la lonja norte. Se demuelen la torre gótica de ladrillos de la vieja Catedral, conocida como "Torre Bermeja" por este motivo, situada al lado de la actual torre con campanas y haciendo esquina con esta calle, y cuatro capillas igualmente pertenecientes al antiguo templo catedralicio.
  • Años después, concretamente en 1.757, le llega el turno del derribo a la monuniental puerta de las murallas llamada de Santa María, que se levantaba exactamente en la confluencia de esta calle con la Plaza de San Francisco, flanqueada por dos imponentes torres, (las más bellas de las Andalucias, según puede leerse en las actas municipales de la época), que ocupaban parte de la actual calzada y casi todo el solar que necesitaba el Cabildo Catedral para construir el nuevo Sagrario; era, hasta cierto punto, un cuello de botella que desaparece.
  • Cuando finaliza el siglo XVIII están prácticamente terminadas las obras del nuevo Sagrario y de la lonja norte.
  • En la parte de enfrente, ocupada también casi íntegramente por edificios de propiedad de los Cabildos Eclesiásticos y Municipal ( Palacio Episcopal, unido a la Catedral gótica por un paso elevado sobre esta calle; el del Obispo Alonso Suárez, haciendo esquina con el Mesón de la Parra; las Carnicerías de la ciudad, etc.), se elimina en 1.757 un recodo que formaban tres casas de propiedad municipal derribadas previa permuta por otras tantas propiedad de la Catedral situadas en otros lugares (queda claro que el Cabildo Eclesiástico estaba detrás de todas las reformas urbanísticas que afectaban al entorno catedralicio).
  • El último obstáculo para terminar de enderezar la calle se elimina dos años después, en 1.759, consistente en acortar algo el lateral de las Carnicerías que daba a esta calle, alineando su nuevo cerramiento con los edificios anteriores.
  • Del actual trazado de la calle Campanas, de la que pudo asegurar el Deán Mazas ser la mejor calle de la Capital por su anchura, trazado a cordel, calidad de los edificios y además, por tener los balcones y cancelas a una altura suficiente para no molestar a los viandantes.
  • Fue pionera de la ciudad en ser empedrada, ya que dicha obra se realizó en 1.521.
  • El primer nombre conocido se remonta al siglo XV y era -calle del Cristo-, que obedecía a la talla de un Crucificado que existía en la Puerta de Santa María, al exterior de la misma.
  • A comienzos del XVI se la conoce como -calle de la Feria-, por la existencia de puestos de madera a todo su largo, que servían tanto para el mercado semanal como para la Feria Real de Agosto. Precisamente la propiedad de tales puestos originó un larguísimo pleito entre los Cabildos Catedral (que tradicionalmente los arrendaba a los comerciantes por considerar esta calle como de su propiedad) y el Municipal, que igualmente reclamaba su derecho al cobro de los importantes impuestos que generaban. El dictamen de la justicia acabó por inclinar la balanza del lado de la Ciudad. El carácter apuntado de -Real de Feria- perduró hasta comienzos del siglo XX.
  • A fines del siglo XVI ya se la conocía como -calle de las Campanas de la Catedral-, por las que estaban colocadas en la única torre del templo gótico. Esta denominación, simplificada, es la que ostenta en la actualidad.
  • Antes de acabar el siglo XVI se la llamaba también indistintamente como -calle del Relox-, por la presencia de tal artefacto en la misma torre antigua de las campanas. Se trataba de otro distinto al que hoy podemos observar en la nueva torre frontera con esta calle, regalado por el Canónigo Doctor Civera en el siglo XIX.
  • En el Catastro mandado formar por el Marqués de la Ensenada en el año 1.752 la encontramos repetidamente citada como calle del Sagrario. Aunque ya era suficientemente conocido el hecho de que pronto comenzarían las obras de construcción del nuevo Sagrario, el nombre se debía a la existencia del antiguo, que ocupaba una nave situada hacia el centro de la calle y que hubo necesidad de derribar para construir la lonja.
  • El primer cambio de nombre en que interviene el Ayuntamiento le llega el 12 de Marzo de 1.898, fecha en la que el Alcalde D, Rafael del Nido Segalerva propone, y así se acepta, que en lo sucesivo se denominase -calle del Duque de la Torre-. El general D. Francisco Serrano Domínguez, Duque de la Torre, había sido un prestigioso militar y político. Partidario de Espartero, contribuyó posteriormente a su caída, así como a la de O"Donnell, al que sustituyó en 1.867. Presidente del Gobierno en dos ocasiones y Regente hasta la llegada de Amadeo I, se mantiene siempre en la primera línea de la política española hasta la Restauración.
  • Mantiene oficialmente el nombre anterior hasta finales de 1.934 en que pasa a llamarse "calle de José María Gil-Robles" (1.898-1.980), a la sazón Ministro de la Guerra. Era el fundador y lider de una confederación de partidos políticos de derechas llamada CEDA, ganadora de las elecciones de dicho año, que inaugura el llamado "bienio derechista" de la II República que acaba con las elecciones ganadas por el Frente Popular en Febrero de 1.936.
  • Es justamente el primer Ayuntamiento salido de estas últimas elecciones citadas el que, en 28 de Febrero de 1.936, decide anular todos los cambios producidos en los nombres de calles acaecidos durante el mandato de la anterior Corporación, y acuerda en consecuencia que esta vuelva a recuperar el tradicinal de -Campanas-.
  • Trancurrido poco más de un año, concretamente el 8 de Mayo de 1,937, vuelta al cambio onomástico, esta vez para tomar el de -calle de Enrique Esbri Fernández-, ilustre catedrático, político y periodista giennense. Profesor de la Escuela Normal de Magisterio y del Instituto de Segunda Enseñanza. Fue un gran propagandista del socialismo. Diputado por el PSOE representando a Jaén en las Cortes republicanas, dirigía simultáneamente el diario Democracia, principal órgano socialista de la provincia. El alzamiento militar del 18 de Julio de 1.936 le sorprende en la zona controlada por los sublevados, siendo encarcelado y fusilado al poco tiempo en León.
  • Al término de la contienda, en Abril de 1.939, recupera definitivamente su histórica denominación de calle Campanas.
  • A lo largo del s. XVIII, cuando la mayor parte de los edificios eclesiásticos de la acera izquierda pasan a manos privadas y sus bajos se ocupan con establecimientos fijos, que alcanzaban precios desusados para la época. Como, a pesar de todo, estos bajos comerciales eran pocos por la relativamente corta longitud de la calle, se establecen negocios en los pisos superiores de algunos edificios, circunstancia totalmente desconocida hasta entonces en Jaén.
  • Así tenemos, por ejemplo, el Café de Navarro, el mejor y más concurrido de la capital durante muchos años del siglo XIX, ocupando toda la planta superior de las Carnicerías, cuya entrada estaba por la calle Campanas.
  • Su sucesor en el inquilinato, también por muchos años, fue el diario local El Pueblo Católico, que tenía sus talleres y redacción en tan histórico edificio.
  • En 1.801 tienen abiertos sendos establecimientos Juan Berges, de especiería surtidísima, y Francisco García, de botillería (antecedente inmediato de las heladerías). Por la misma fecha existe igualmente un comercio con baño público anexo, propiedad de Francisco López, que se extendía hacia la calle Turronería, en cuyo solar se instaló en 1.907 el cine de verano Salón Apolo.
  • Trasladándonos al último cuarto del s. XIX, para encontrarnos con dos confiterías, las de Antonio Godoy y Juan de Dios Ramírez; la peluquería de D. Sebastián Pro; dos sombrererías, de Rafael Luna y Sucesores de ]osé Giménez, respectivamente; el establecimiento especializado exclusivamente en alfombras de Echevarría Hermanos y la modernísima Nueva Pescadería, una de las dos existentes en la capital dignas de tal nombre.
  • En los días de la guerra civil, en la que se utilizaron como refugio contra bombardeos la cripta del Sagrario y sótanos de la lonja catedralicia, con entrada directa por esta calle, hoy tapiada la primera en gran parte con bloques de piedra pero perfectamente visible
  • Destacaban la imprenta de Francisco de Paula Ureña y la sombrerería de Juan de Dios jurado.
  • Destacan el Edificio de la Calle Campanas nº 3, el Edificio de la Calle Campanas nº 5 y el Edificio de la Calle Campanas nº 7.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19072300