WEB personal con 32280 páginas, 133746 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Alcalá la Real
La Mota. Torre de la Cárcel
Castillos y murallas
ImprimirInformaciónMandar
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Torre de la Cárcel Real o Torre de la Mazmorra.
  • Torre adelantada de la muralla (La Mota. La Muralla).
  • Situada en la parte suroriental de la fortaleza (La Mota).
  • Ocupando uno de los ángulos de la Plaza Alta (La Mota. Plaza Alta).
  • Lindando con el Arrabal Viejo (La Mota. Arrabal Viejo o de Santo Domingo) y el Barrio del Rastro (La Mota. Barrio del Adarve).
  • La Puerta del Zayde (La Mota. Puerta Zayde) está pegada a esta torre.
  • La Torre de la Cárcel Real es el elemento más significativo de arquitectura mudéjar de La Mota.
  • Antes del 1340 existió una torre anterior almohade.
  • Fue parcialmente destruida durante la conquista de la ciudad en 1341.
  • De tradición califal, fue reconstruida tras la conquista de la ciudad en 1341, por el rey Alfonso XI.
  • Con su posición adelantada, a modo de torre albarrana, se convierte en el elemento más significativo de la arquitectura defensiva de la fortaleza de la mota.
  • Primero fue utilizada como aljibe para fortificar el acceso al venero de agua que se filtraba en este punto del cerro. Posteriormente se convirtió en estancia de los cautivos más nobles, siendo una de las tres cárceles que existían en la ciudad. Finalmente, en tiempos de la ocupación francesa, albergó el polvorín, quedando destruida tras una explosión en 1812. Permaneció en ruina hasta su rehabilitación a principios de este siglo XXI.
  • Está dividida en tres salas: la inferior con una bóveda de nervios, de ladrillo, alberga en su interior una mina galería para la captación de agua.
  • La sala superior, se accedía, desde la Plaza Alta (La Mota. Plaza Alta), a través de un corredor o camino que se edificó en el siglo XVI, y probablemente se salvaría con un camino artificial que se mantuvo hasta la edificación de la Casa del Alcaide (La Mota. Casa del Aldaide) y otras dependencias. Desde allí, se baja a través de unas escaleras de caracol o husillo a una sala cuadrada de las mismas dimensiones que la planta intermeria. Con su bóveda octogonal, fabricada en ladrillo, presenta tres ventanales saeteras que iluminan el interior. La cúpula nervada de ocho nervios que se entrecruzan formando un óculo abierto al cielo, por donde pasaban la luz, el aire y el agua. Se pasa de la planta cuadrada a la octogonal por medio de trompas de ladrillo de media arista. De una moldura superior surgen los nervios de ladrillo que se entrecruzan como si simularan arcos de medio punto formando los casquetes de la bóveda de ladrillo.
  • En la planta intermedia se accede a través de una escalera en forma de L. Tiene un habitáculo que hizo la función de cárcel cubierto por bóveda octogonal nervada de ladrillo al que se baja por una escalera de caracol. Este habitáculo tiene 3 grandes saeteras que cubren sus flancos. En las paredes hay interesantes marcas de cantero o grabados de los presos como una cruz.
  • Piso inferior se accede mediante una trampilla o buitrón, desviado del centro del suelo, desde el piso superior, facilitando su uso como pozo y cisterna o aljibe. La sala es cuadrada con 7 metros de lado, cubierta con bóveda de aristas, de menores proporciones que las superiores. Esta bóveda de ladrillo se apoya en los falsos arcos que forman el cuadrado de los muros, construidos a soga, con sillería irregular de piedra. En la pared norte, en su parte baja, se abre una galería sin tallar excavada en la roca. Por ella, se captaría el agua que se filtraba en este punto y que era utilizada como depósito o aljibe en caso de asedio. Debió de tener varios usos, como calabozo y como uno de los aljibes más importantes de la fortaleza, tal como manifiestan en los testimonios de los documentos escritos y de los restos de los efectos de la humedad en sus muros.
  • También tiene azotea como todos los torreones de la muralla.
  • El proceso de abandono de la antigua ciudad amurallada y la posterior ocupación francesa, a principios del S. XIX, provocó la ruina de la torre y la desaparición del cuerpo superior de la misma.

Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19082600