WEB personal con 32017 páginas, 132589 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Jaén
Balneario de Jabalcuz
Fuentes, aljibes, estanques, baños y acueductos
ImprimirInformaciónMandar
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Balneario de aguas termales actualmente abandonado.
  • En la Carretera de Los Villares.
  • A seis kilómetros de la ciudad.
  • Con dos piscinas interiores.
  • El Manantial de Jabalcuz son aguas minero-medicinales, clasificadas como sulfatado-cálcicas y termales, orientadas en enfermedades ginecológicas y reumáticas.
  • Las primeras noticias de las aguas termales de Jabalcuz se remontan a un acta fechada el 13 de Julio de 1594.
  • En 1.628 es cuando se tienen las primeras informaciones sobre las aguas de Jabalcuz.
  • Un canónigo, llamado Francisco Jerez, compró allí unas tierras y construyó una famosa casería en 1653.
  • A finales del siglo XVII ya había un estanque para aprovechar sus aguas.
  • Entre los propios que la ciudad de Jaén poseía, figuraban en 1752 unos baños calientes en el llamado por entonces sitio de Fuencaliente.
  • Los baños conducían a un callejón. En lo alto del mismo, en el siglo XVI, el canónigo, doctor don Pedro de Monroy fue propietario de una huerta agregada posteriormente a la capellanía que fundara en la catedral donde fue chantre y dignidad, y que en 1752 disfrutó el presbítero, heredero entonces de los vínculos de los Viedma, don Cristobal de Viedma y Pareja. Por entonces contaba con 15 cerezos y 5 guindos garrafales, los de mayores guindas, junto a algunos guindos comunes, 7 camuesos, dos ciruelos, un albaricoque y una noguera. El obispo Fray Benito Marín y el cabildo de la catedral eran poseedores así mismo de varias huertas aguas abajo regadas con aguas de Fuen Caliente. Aquel, era poseedor de un granadal y un zumacar de primera calidad linderos por poniente con la llamada Sierra de la Llana en Jabalcuz.
  • Tenia una casa de chamiza arrimada a ellos que servía para un solo estanque o baño, de hombres y de mujeres.
  • Por entonces ganaba de renta 500 reales, cobrando ocho maravedíes por persona que entraba a bañarse, siendo la concurrencia de hombres y mujeres. Como cita Mazas, “demasiado licenciosa” y “por el solo desahogo de su genio”.
  • En 1.781 gracias al espolio del obispo Antonio Gómez de la Torre de la vereda que conducía a los baños se hizo camino de coches desde el Puente de Santa Ana, y el municipio construyó otro estanque con destino a las mujeres junto a la vereda y el cobertizo de los baños lindaban huertas.
  • Gracias a la iniciativa del Deán Martínez de Mazas, se hicieron unas primeras casas con destino a los que iban allí para tomar las aguas y se levantó una ermita dedicada a los Santos Cosme y Damián, abogados de la salud.
  • Con el tiempo aquellos baños de Fuen Caliente transformados, perdieron su denominación y en aquellas huertas se levantaron jardines que son hoy conocidos como las Termas y Jardines de Jabalcuz.
  • En 1846 se establece una normativa oficial para el funcionamiento de los servicios. Se le dota de casa para el médico-director y un bañero.
  • Es en 1.886 cuando el Ayuntamiento decide vender el balneario a un particular, concretamente a Manuel Fernández Villalta, que introdujo grandes reformas.
  • En 1.925, se creó la Compañía de Aguas de Jabalcuz, S. A.
  • El paraje fue embellecido y se hicieron unos hermosos jardines trazados por Cecilio Rodríguez, el mismo que ordenó los del Retiro, de Madrid. Surgieron entonces un restaurante, una pista de bailes y otros servicios.
  • Con la muerte de José del Prado y Palacio, en 1.926, se inició el declive, la decadencia de los baños y del balneario.
  • Hasta la década de los sesenta del siglo XX estuvieron en explotación con mayor o menor intensidad las aguas termales.
  • En la actualidad la zona está sometida a una operación urbanística de gran calado, con la construcción de viviendas adosadas que han modificado sustancialmente el paisaje de la zona.
  • También la Carretera de Los Vïllares varió su trazado y ya no cruza el conjunto.
  • Los edificios, que hasta hace poco acogieron la Venta de María, están en ruinas, a la espera de que un proyecto los convierta en un hotel.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19082600