Acueducto del Carmen. InicioWEB personal con 31.789 páginas, 130.969 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Jaén
Acueducto del Carmen
Patrimonio Perdido, Romano
ImprimirInformaciónMandar
Acueducto del Carmen. Acueducto del Carmen. Fotografía del Álbum de Isabel I. 1862Acueducto del Carmen. Foto antigua
Acueducto del Carmen. Foto antiguaAcueducto del Carmen. Acueducto del Carmen.
Acueducto del Carmen. Foto antiguaAcueducto del Carmen. 1862Acueducto del Carmen. Foto antigua
Acueducto del Carmen. Foto antigua. ArcadaAcueducto del Carmen. Foto antiguaAcueducto del Carmen.
Acueducto del Carmen. Foto antiguaAcueducto del Carmen. Foto antiguaAcueducto del Carmen. Cuadro de los Hermanos Senise. Colección particular
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Desaparecido por demolición en 1976
  • Acueducto romano
  • En la Senda de los Huertos
  • Desde este acueducto pasaba el agua a la vega de lo que ahora es el Barrio de San Ildefonso.
  • Con dieciséis arcos de medio punto construidos en piedra y ladrillo que sostenían el canal.
  • Este acueducto canalizaba las aguas del Raudal de Santa María, que nacía en el Puente de Santa Ana, y abastecía a gran parte de la ciudad.
  • Los restos del acueducto quedaron dentro del Huerto del convento de San José, fundado en 1588 junto a la Senda de los Huertos.
  • Tras la exclaustración, en 1837 pasó a Rodrigo de Aranda, conde de Humanes, donde construyó su espléndida casa. Fue visitada por la reina Isabel II en su visita a la ciudad en 1862. Allí se le obsequió con fuegos artificiales y coplas. De aquella visita quedó reflejada una anécdota en el cancionero popular giennense, una de cuyas estrofas dice así:
    ... La mujer de Juan del Hacha
    a la reina le llevó
    una mantilla encarnada,
    pero la bandeja ¡no!...
    Y es que la tarde anterior del 8 de octubre de 1862, en la recepción que dio la Reina, la mujer de un vecino de Jaén, Juan del Hacha, regaló a la Soberana una magnífica mantilla que ella personalmente había realizado con gran esfuerzo, la cual le presentó en una bandeja de plata. La Reina elogió la labor y recogió la mantilla en la bandeja para entregársela a un ujier. La mujer no pudo contenerse y exclamó: “¡No! ¡La bandeja no!”. Lo que causó grandes carcajadas entre los asistentes.
  • En la segunda mitad del siglo XX formó parte del barandal del cine de verano Jardín, antes de desaparecer.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19072300