Historia de Huelma. InicioWEB personal con 33.547 páginas, 141.992 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Huelma
Historia de Huelma
ImprimirInformaciónMandar
Historia de Huelma. Población en 1900Historia de Huelma. Mapa 1782Historia de Huelma. Mapa 1588
Historia de Huelma. Mapa 1787Historia de Huelma. Mapa 1788Historia de Huelma. Mapa 1847
Historia de Huelma. Mapa 1850Historia de Huelma. Mapa 1862Historia de Huelma. Mapa 1879
Historia de Huelma. Mapa 1885Historia de Huelma. Mapa 1901Historia de Huelma. Mapa 1910
Historia de Huelma. Foto antiguaHistoria de Huelma. Roberto El Diablo
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • De la cultura ibérica tenemos el Santuario del Cerro del Pajarico.
  • Tras la destrucción del Pajarillo el área aparece abandonada hasta finales del siglo III d. C. en que se colonizan estas tierras mediante pequeñas explotaciones agropecuarias.
  • En el sitio llamado “Llano de San Marcos”, existió una construcción de tipo romano, con cuatro arcos orientados en el sentido de los cuatro puntos cardinales, que parecía haber sido erigida en conmemoración de algún hecho histórico. Esta construcción fue destinada durante mucho tiempo, tapados los arcos, a Ermita de San Marcos.
  • Durante la dominación islámica y ,sobre todo, entre la segunda mitad del siglo XIII y mediados del XV, Huelma fue plaza fronteriza y avanzadilla para el Reino Nazarí de Granada en tierras de Jaén.
  • Puede que Huelma se trate de un asentamiento bereber que reprodujese el nombre del lugar de origen de sus fundadores. El topónimo de "Huelma" procede del árabe "Walda al-ma" que significa "nacimiento de agua". Existe una homonimia con el Guelma argelino o el Guelmes marroquí, pues ambas poblaciones están situadas en la montaña y caracterizadas por la abundancia y la calidad de sus aguas, al igual que Huelma.
  • Durante estos dos siglos participó activamente en la guerra de frontera.
  • Pasó con frecuencia de manos nazaríes a castellanas y viceversa.
  • La villa de Huelma no fue conquistada durante las campañas de Fernando III en Andalucía, lo cual viene corroborado de mano del mismo rey, por un privilegio rodado dado en Valladolid el 6 de abril de 1243 por Fernando III por el cual se otorgan al concejo de Baeza algunos castillos tomados a los musulmanes y otros se le donan, si bien esta cesión condicionada a su conquista. La trascripción del texto refleja la situación de Huelma en aquellos momentos ...hago donación, concesión, confirmación y firmeza, valedero para siempre, en favor de vos el Concejo de Baeza, presente y futuros... Además os concedo los castillos de Huelma y Bélmez, que están en tierra de moros, con todos sus términos; si los podéis tomar o conquistar, tenedlos como heredad y término, y si los conquistare o tomare yo o cualquier otro después de mi muerte o antes, que dé esos dos castillos al Concejo de Baeza ......
  • Una incorporación efímera de Huelma al reino de Castilla pocos años más tarde, como parece deducirse de un texto procedente de la crónica de lbn Abi Zar, según el cual Abu Yusuf tomaría Huelma por asalto en 1275: ... tomó la fortaleza de Huelma por asalto, se apoderó de todo lo que en ella había y las manos de los benimerines se llenaron de botín ......
  • De esta cita se deduce indudablemente que los cristianos debieron tomar Huelma con anterioridad a 1275, si bien, no se conoce ninguna noticia referente a ello en las crónicas cristianas. Sin embargo, esta incorporación debió durar poco tiempo y tras su nueva conquista por los musulmanes, Huelma se convirtió en un punto estratégico por encontrarse en la frontera entre musulmanes y cristianos, siendo una avanzadilla del reino granadino en su frontera norte. Es significativa la opinión de Amador de los Ríos sobre la Huelma fronteriza: Era Huelma una de las poblaciones de mayor importancia en la frontera de los moros. Asentada, en forma de anfiteatro, a sus seis leguas de Jaén entre las ásperas montañas de Sierra Mágina, habían contribuido a fortificarla el arte y la Naturaleza: sus moradores eran celebrados en toda la comarca por la frugalidad de sus costumbres y la viril robustez de sus cuerpos. Sufridores de¡ frío y de¡ calor, ejercitábanse con preferencia en la caza, gozando al par de todo linaje de frutos, que recogían con abundancia de sus campiñas y sus huertas, regadas por los ríos Jandulilla y Polera. Dábales la sierra exquisitas aguas potables que, brotando en las vertientes de uno y otro lado, se entraban en la población, sin más artificio; y defendidos por fuerte y bien torreado castillo, arriscado entre peñas al S.O. de la villa, que ceñían y rodeaban también gruesas y elevadas murallas, teníanse por invencibles, fatigando con frecuentes saltos y algaradas los términos inmediatos y poniendo en continua inquietud los puestos avanzados de la raya cristiana ......
  • El dicho popular "De Huelma, ni macho, ni hembra, ni aire que de allí venga" tiene su origen en la bravura con la que luchaban sus habitantes en las guerras fronterizas entre musulmanes y cristianos. De ahí que surga un cierto temor hacia esta población y sea difícil la repoblación de este territorio después de la conquista cristiana.
  • En 1417, cuando por no conocerse exactamente los límites territoriales que correspondían para pastos del ganado, fueron aprestados rebaños y pastores de Huelma por cristianos de la comarca de Úbeda que al parecer creyeron invadido su territorio, lo que consecuentemente provocó discordias entre unos y otros pobladores.
  • Hubo también algunos intentos de conquista fallidos, como los protagonizados en 1435 por el capitán mayor de la frontera don Fernando Álvarez de Toledo, acompañado por el obispo don Gonzalo de Stúñiga, Pedro de Quiñones, hermano de don Suero, Gonzalo de Guzmán, afamado justador en las cortes europeas, y el que también lo fue y autor del Memorial de diversas hazañas, Diego de Valera, que fue armado caballero en tal ocasión al pie de las murallas de la villa. No tuvieron éxito los intentos, una de las veces por la disputa habida entre los citados y algún otro destacado caballero sobre quiénes debían ocupar los primeros puestos en las escalas, disputa que alertó a los defensores e impidió e buen fin de la empresa. En otra de las ocasiones el aguerrido obispo Stúñiga llegó a escalar los muros de¡ castillo, si bien la fuerte resistencia de los sitiados obligó a la retirada de los sitiadores.
  • Sólo será en abril de 1438 cuando tenga lugar la definitiva conquista de Huelma. Fue dirigida por don Iñigo López de Mendoza, señor de Hita y Buitrago y marqués de Santillana, por entonces capitán mayor de la frontera de¡ Reino de Jaén. El relato de la toma constituye un precioso argumento de novela épica: ... Huelma... fue ase­diada por el señor de la Vega en los primeros días de marzo de 1438; y los continuos ataques, en que no brillaba tanto el valor de los soldados como la pericia del capitán, advirtieron a los cercados de que era imposible larga defensa. Súpolo el rey de Granada, y enviando numerosas huestes para socorrerla, con Aben-Farax-ben­ Yugeph, uno de sus más celebrados caudillos, llegó a este el 14 de abril a dar vista a la comba­tida fortaleza. Saliole al encuentro con las gentes de armas el fogoso Iñigo López, que rayaba ape­nas en los veinte años y, trabada la pelea con igual coraje y fortuna, acudió el señor de la Vega en socorro de los suyos, permaneciendo por algunos momentos indecisa la victoria. Llegaron a afrontarse en medio de la refriega el joven Iñigo y el brioso Aben-Farax, y embistiéndose con arrogante bravura, atravesó la pica del cristiano el pecho del sarraceno derribándolo muerto del caballo. Fue aquel fracaso la señal de más cumplido triunfo, apretando los hombres de armas a la desordenada morisma. mientras el victorioso Iñigo López volaba en ayuda de su padre, que apenas podía sostener el peso del combate.
  • La solución adoptada por el marqués de Santillana al penetrar en la villa, con el fin de evitar cualquier sentimiento de superioridad que pudiera surgir entre los nobles que tomaron parte en la conquista: ...cuando llegó el momento de tomar posesión de la desalojada villa y castillo, hacía el capitán mayor descrita ostentación de aquella prudencia, con que sabía ser señor, compañero y juez de las gentes de su capitanía, porfiaban los hombres de Jaén y de las otras ciudades fronterizas sobre cual bandera debía penetrar primero en el castillo; tomándolas todas y haciendo con ellas un haz, metíolas juntas por su propia mano, mostrando así que todos los soldados habían hecho gala de¡ mismo denuedo, siendo todos los Concejos dignos de igual lauro. Huelma veía volar los estandartes de Castilla y el pendón de los Mendoza en su torre del homenaje, el 20 de abril de 1438 (algunas crónicas retrasan la toma al día 21).
  • En 1438, la rindió don Íñigo López de Mendoza, señor de Hita y de Buitrago, capitán mayor que era de la frontera y primer marqués de Santillana.
  • Don Iñigo López de Mendoza, tras la conquista de Huelma, prosiguió sus campañas en la frontera de Jaén, consiguiendo nuevas victorias como las torres de Oralim y del Lucero y el castillo de Bexix; pero ante los problemas internos existentes en Castilla, se decidió firmar una tregua con los musulmanes que, iniciada en 1439, duraría tres años y en la cual se reconocían las conquistas realizadas por los cristianos y se concedían a los nazaríes tres puertos para comerciar: ... Ha de dar el dicho señor Rey de Castilla tres puertos abiertos, conviene a saber, Alcalá la Real en el obispado de Córdoba, e la villa de Huelma en el obispado de Jahén, e Antequera o Sáhara en el arzobispado de Sevilla, que al más de las dichas villas el dicho señor Rey de Castilla quisiere o señalare, para que en los dichos puertos todos los cristianos e moros e judíos que quisieren venir, puedan venir, yr e comprar e vender sus mercaderías, e vayan e vengan e esten seguros con todos sus bienes e mercaderías que llevaren o troxieren pagando los derechos que se deven e acostumbran pagar ......
  • Sin embargo, mientras don Iñigo López de Mendoza pactaba la tregua con Granada, el Concejo de Baeza envió al regidor Juan Alonso de Rus a pedir al rey don Juan II que fuese confirmado el privilegio de Fernando III por el que se concedía a Baeza el castillo de Huelma. No obstante, el marqués de Santillana mantuvo Huelma en su poder como alcalde perpetuo de la villa, pese a las continuas reclamaciones de Baeza. En 1448 Juan II confirmará la tenencia de Huelma al marqués de Santillana.
  • A éste se le nombró alcaide perpetuo a despecho del concejo de Baeza que esgrimía su derecho en virtud de la concesión otorgada por Fernando III el Santo en 1242 para cuando se ganare este castillo.
  • Tras la toma de la villa por los cristianos, hubo algunos intentos de reconquista por parte de los musulmanes que, si bien no se consolidaron, sí crearon una situación de constante alerta en la frontera. Conocemos las incursiones de los granadinos que, al mando de Muhammad IX, en 1446, aprovecharon la guerra civil castellana y emprendieron una serie de campañas a través de la frontera, recuperando algunas plazas perdidas. Huelma se vería inmersa en estos sucesos como demuestran los abundantes romances fronterizos como el siguiente:
    Caballeros de Moclín,
    peones de Colomera,
    entre sí han hecho un concierto
    de Alcalá robar la tierra;
    allá van a hazer el salto
    a los molinos de Huelma.
    Quebrantado han los molinos,
    los molineros se llevan.
  • Don Diego Hurtado de Mendoza, segundo marqués de Santillana, renunció a la tenencia de la villa en noviembre de 1463 para darla a don Beltrán de la Cueva, conde de Ledesma, con motivo de¡ casamiento de éste con la hija de¡ marqués, doña Mencía, siendo aceptado este cambio por el rey Enrique IV. Posteriormente, cuando la tenencia había pasado a Beltrán de la Cueva, éste solicitó del rey que le fuera concedido a su padre, don Diego Fernández de la Cueva, un título y el rey accedió dándole el de vizconde de Huelma.
  • De esta forma la posesión de la villa de Huelma pasó a la casa de los Cueva que según Ximénez Patón: ... trae su origen de Francia de un caballero Francés, que paso a España don Diego Beltrán, y por esta razón ponían en su escudo los señores desta casa flores de lis... Mantuvieron buenas relaciones con el rey Enrique IV, el cual tuvo a su servicio a don Beltrán de la Cueva, nombrándole marqués de Cuéllar, conde de Ledesma, duque de Alburquerque y maestre de Santiago. Precisamente de uno de estos títulos deriva la denominación del castillo de Huelma como castillo de Alburquerque.
  • El castillo que preside la población se construyó en este momento.
  • De esta manera la villa pasó a ser uno de los centro desde los que los partidarios del rey Enrique IV y aliados del Condestable Iranzo combatieron a la nobleza levantisca.
  • Huelma ocupaba un lugar privilegiado y se convirtió en punto de refugio de las tropas cristianas en su marcha hacia Granada; de ahí que su posesión fuese ambicionada tanto por unos como por otros y los continuos ataques no resulten extraños, incluso en 1479. ... En el cabildo, el 3 de noviembre de 1479, en Jaén, el alcaíde de Huelma, Diego de Wedma dijo: ante los dichos señores consejo fizo relación el dicho alcaíde de Huelma que les notificaba como puede aver un mes que vino a su noticia como los moros querían venir sobre la villa de Huelma, del que es alcaíde, para combatir ......
  • Tras la conquista de Granada por los Reyes Católicos esta villa de señorío entró en un periodo de estabilidad política que combinado con la empresa de roturación de tierras y repoblación propició una etapa de expansión económica y con ella la consolidación de la población.
  • D. Francisco Fernández de la Cueva, hijo de Beltrán de la Cueva, llevó a cabo la repoblación de la villa de Huelma en 1495. Reparto de tierras, casas o solares y dinero eran los reclamos para que los castellanos se establecieran aquí.
  • A mediados del siglo XV, Don Iñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, consagró la mezquita de Huelma en Iglesia trayendo una campana y un crucifijo que tomó del monasterio de Santa Catalina de Jaén y un cáliz de plata de la Iglesia de Santiago también de Jaén. Está iglesia dedicada a Santa María tuvo una vigencia de 50 años hasta que se construyó la actual.
  • En 1530 comenzaba la construcción del templo parroquial, uno de los más monumentales del quinientos en la provincia.
  • Diego de Siloé, uno de los arquitectos de la Iglesia Parroquial, se casó con Ana de Bazán, hija de una familia hidalga censada en Huelma, aunque natural de Cuéllar (Segovia). Al parecer la conoció mientras trabajaba en las trazas de esta joya del Renacimiento.
  • Huelma tuvo un colegio menor fundado por San Juan de Ávila, un ejemplo novedoso de reforma educativa en pleno siglo XVI y la obra benéfica más destacada que tuvo la villa en ese periodo. Se ubicó en la vivienda que aún existe en la Calle Ancha, nº 2.
  • Miguel de Cervantes estuvo en Huelma entre el 1591 y 1592 como recaudador de Felipe II con el encargo de comprar trigo y cebada para la Armada Invencible.
  • A finales del XVII, pese a las crisis y epidemias típicas de este periodo, el número de vecinos ascendía a 561.
  • Existe un documento en el Archivo de la Casa Ducal de Alburquerque que describe Huelma en el 1761 con una población "de cerca de quinientos vecinos".
  • El crecimiento económico continuó en el XVIII y se mantuvo en la siguiente centuria que alcanzó los 3000 habitantes.
  • Espinalt y García en 1778 nos dice: La habitan seiscientos vecinos, en una iglesia Parroquial dedicada a Nuestra Señora de la Concepción, con un cura Párroco, y algunos Beneficiados... Hay un convento de Agustinos calzados fundado por don Diego de Aldana: un Hospital para peregrinos, a quienes se da un real de limosna, y a los enfermos les conducen a el lugar más inmediato: una Escuela de Primeras Letras: dos Fuentes, cinco Ermitas y un Castillo bastante derrotado ......
  • Madoz, en 1846, nos da una población de 820 vecinos y habla de una estructura urbana formada por dos barrios con bastante pendiente entre ellos y , ... 3 plazas denominadas de¡ Convento, ...la de la Iglesia y la Nueva.... Resalta la grandiosidad de su Iglesia parroquia¡ y sitúa además ... dentro de la población dos ermitas con los nombres de San Sebastián y Santa Ana, hallándose la de San Marcos contigua a la Villa. Actualmente sólo permanece como ermita la de la Fuensanta en el camino de Jaén. La de San Sebastián se denomina popularmente El Santo y hoy día sólo es un almacén, aunque conserva exteriormente los contrafuertes y una portada adintelada de cantería que recuerda la vieja ermita. Respecto a la de Santa Ana ha desaparecido totalmente, si bien la calle donde se encontraba aún conserva su nombre. En lo que se refiere a la de San Marcos, fue destruida en unas reformas urbanas recientes. Existió una quinta ermita denominada de Nuestra Señora de las Angustias que estaba situada fuera del núcleo urbano en el camino de Granada.
  • Durante la invasión francesa el castillo fue ocupado por el general Sebastiani, que le prendió fuego antes de abandonarlo.
  • Tras este episodio la villa entra en un periodo de estabilidad, caracterizada por la agricultura, que se completará con cierta riqueza mineral en lápiz plomo.
  • En 1900 tenía una población de 4.649 habitantes y tenía estación ferroviaria.
  • Antonio Correa Valero, un artista de Huelma nacido en 1903 que triunfó en los años 40 en Nueva York como bailaor de flamenco.
  • El primer alumbrado eléctrico de las calles de Huelma se inauguró el 15 de abril de 1907. La luz provenía de una pequeña fábrica de Cambil llamada Electra Cambil y el acuerdo de suministro entre fábrica y Ayuntamiento de Huelma se firmó con un simple apretón de manos, sin que mediara documento por escrito hasta un año después. Se pusieron un total de 120 bombillas distribuidas por todo el pueblo y el ayuntamiento pagaba por este servicio 3000 pesetas (unos 18 €) al año.
  • Esta relación se compone de caídos en acción de guerra y asesinados durante la Guerra Civil (Fuente http://heroesymartires.blogspot.com.es, Catedral de Jaén):
    Juan Murillo Torres
    Felipe Ibáñez Cabana
    José Martín González
    Bernardo Galiano López
    Antonio Ogayar Hernández
    Juan de Dios Vico Díaz
    Pedro Manuel Vico Díaz
    Cristóbal Valdivia Justicia
    Francisco Roa Martos
    Cristóbal Galiano Quesada
    José López Rubio
    Cristóbal López Quesada
    Francisco Guzmán Díaz
    Francisco Díaz Díaz
    José García Valdivia
    Andrés Jerez Díaz
    José Robles Aranda
    José Ortiz Guzmán
    Francisco López Barayas
    Tomás Roa Guzmán
    Baltasar García Guzmán
    Ginés Lisaldo Campos Granadino
    Bernardo Vico Fernández
    Juan Morillo Torres (Sacerdote en el Santuario de la Fuensanta)
  • A mediados del siglo XX, con 8.858 habitantes, iniciaba una etapa de declive, al igual que el resto de la región.
  • En los últimos tiempos Huelma se ha caracterizado por ser uno de los pueblos serranos más potentes de la provincia.
  • Cuenta con un Taller Municipal de Baile y un Coro Parroquial que se encargan de recuperar los bailes y las canciones tradicionales de la zona.
  • El guionista y director cinematográfico, Antonio Guzmán Merino era natural de Huelma. Fue director de "Macarena" con Juanita Reina y guionista de "El Pescador de Coplas"; "El Pequeño Ruiseñor" o la rodada en Huelma "Roberto el Diablo", en ella se grabaron tomas del Castillo, la Calle Santa Ana o el Casino existente en el Bar Ideal, entre otras.; entre otras muchas producciones.
  • La actriz Rosario Pardo renace de Huelma. Todos sus antepasados por la rama materna, hasta llegar a su abuela María Dolores Marín Gámez, nacieron aquí y tuvieron su residencia en la calle Cabezas.
  • El C.P. Huelma jugó durante la temporada 83-84 en Preferente, lo que hoy es una Tercera División.
  • El 20 de mayo de 1971 la Villa de Huelma fue declarada Conjunto Histórico-Artístico.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-20042301