Aragonito - . InicioWEB personal con 29527 páginas, 119245 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Minerales y rocas - francis
Aragonito
ImprimirInformaciónMandar
Aragonito - . MarruecosAragonito - . Molina de Aragón
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Clase Carbonatos
  • Color Blanco habitualmente. Violáceo, marrón, negro, azul o verde.
  • Raya Blanca
  • Lustre Vítreo
  • Transparente a translúcido
  • Hábito cristalino Columnar, tabular, acicular
  • Exfoliación Difícil
  • Fractura Irregular, concoidea
  • Dureza 3.5 - 4
  • Tenacidad Frágil
  • Densidad 2.94
  • Solubilidad Soluble en ácido clorhídrico
  • Fluorescencia Ciertas variedades presentan fluorescencia bajo rayos ultravioleta
  • El aragonito o aragonita es una de las formas cristalinas del carbonato de calcio (CaCO3), junto con la calcita.
  • Puede encontrarse en forma de estalactitas, y también en la concha de casi todos los moluscos y en el esqueleto de los corales.
  • Entre las variedades del aragonito destaca la llamada flos-ferri (flor de hierro), que se asemeja a un hermoso coral.
  • El par aragonito/calcita fue el primer caso de polimorfismo mineral reconocido. Esto quiere decir que ambos tienen idéntica composición química, pero diferente estructura cristalina. Debido a esta diferencia, el aragonito es más soluble en agua que la calcita e inestable a temperatura y presión ambientes. De hecho, para periodos geológicos de tiempo (de 10 millones a 100 millones de años), el aragonito tiende a transformarse en calcita. Esta última propiedad puede usarse para determinar la edad de ciertas formaciones rocosas.
  • El aragonito también pertenece a una serie isomorfa, esto es, un grupo de minerales que pertenecen a la misma clase y presentan la misma estructura cristalina, pero cuya composición es diferente.
  • El aragonito contiene sustituciones isomorfas de bario (witherita), plomo (cerusita), cinc (bromlita) o estroncio (estroncianita). Estos minerales forman el grupo del aragonito.
  • En cuanto a las aplicaciones del aragonito, son muy limitadas debido a la inestabilidad del mineral.
  • El aragonito sólo suele usarse como piedra ornamental o de coleccionismo.
  • En la naturaleza, el aragonito se presenta habitualmente en cristales romboédricos, sencillos o con macla múltiple, que le confieren aspecto de prisma hexagonal (aunque el aragonito no tenga estructura cristalina hexagonal, por eso se llama pseudohexagonal). También formas hialinas coraloides (flos-ferri), fibroso o fibrosoradiado, estalactítico, oolítico y pisolítico.
  • Se forma a partir de aguas termales o géiseres, aguas filtradas que han entrado en contacto con rocas muy calientes situadas a gran profundidad y que han vuelto a emerger a la superficie. Estas aguas disuelven minerales de las rocas a su paso, entre ellos, el calcio. A medida que las aguas termales se evaporan, el calcio que contiene precipita y, cuando entra en contacto con el aire, se combina con el oxígeno y el dióxido de carbono formando los cristales de aragonito.
  • El aragonito puede encontrarse formando estalactitas en cuevas.
  • También puede localizarse en rocas metamórficas o en rocas sedimentarias de los fondos oceánicos, así como en los esqueletos de muchos organismos marinos vivos o recientemente fosilizados.
  • Además, es común en zonas oxidadas de yacimientos metálicos.
  • Los yacimientos de aragonito más importantes se encuentran en España, entre los que destacan el de la localidad de Luzón (Guadalajara), y los de Minglanilla, en Cuenca, donde se encuentra en una gran variedad de colores.
  • Pueden encontrarse cristales pseudohexagonales en Italia y Sicilia, agregados en piña en Marruecos y variedades estalactíticas y coraloideas en Arizona, Chihuahua (México), Francia (de color azul), Austria e Italia.
  • En Eslovaquia hay una cueva entera formada de aragonito, llamada La cueva de aragonito Ochtinská. Esta cueva está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y es una de las tres cuevas de aragonito que se han descubierto en el mundo hasta el momento.
  • El nombre aragonito se debe al mineralogista Abraham Gottlob Werner, quién en 1788 lo definió a partir de unos ejemplares procedentes de Molina de Aragón, en Guadalajara, que él atribuyó erróneamente a Aragón.
  • Habitualmente, los mineros llamaban al aragonito flor de hierro, pues era frecuente encontrarlo en los depósitos de este metal.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-18112801