WEB personal con 30.493 páginas, 125.257 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Albanchez de Mágina
Castillo de Hútar
Castillos y murallas, Musulmán
ImprimirInformaciónMandar
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Código PIA 230010001.
  • Este castillo era conocido con el nombre de Hútar, aunque hoy en día se le conoce como Castillo de Albanchez de Mágina.
  • Aposentado sobre el primer risco de ls Sierra de los Castillejos.
  • Se denomina el valle de Bedmar y los pasos de Almadén y Mágina.
  • De origen árabe, se le atribuye su construcción a Ibn al Saliya del siglo XI como alternativa al Castillo de El Rosel, pero el castillo que podemos ver hoy es cristiano del siglo XIV obra de la Orden de Santiago.
  • Tiene tres recintos rectangulares en varias plantas, uno de ellos embovedado y los otros con aberturas cuadradas.
  • Formaba también parte del castillo el pie de la pared rocosa, donde se encuentra la actual iglesia parroquial.
  • Fue conquistado en 1231 por los caballeros de la Orden de Santiago del convento de Uclés de Cuenca
  • Fernando III lo concedió al Concejo de Baeza.
  • Años después, 1309-1310, Fernando IV lo entregó a la Orden de Santiago para formar parte de la Encomienda Bedmar-Albanchez.
  • En 1338 era señor del castillo Rui Fernández de Xódar, que lo vendió al concejo de Úbeda.
  • A finales del siglo XVIII se arruinó, siendo restaurado recientemente.
  • Las formas redondeadas de las esquinas son propias de los castillos de la Orden de Calatrava y en general de las fortalezas del siglo XV, como respuesta al incipiente desarrollo de la artillería.
  • También fue el escenario de la Conjura del Viernes Santo que en 1460 un grupo de caballeros de la ciudad de Úbeda, enemigos de don Luis de la Cueva, comendador de la Orden de Santiago y propietario de los castillos de Albanchez, Bedmar, Solera y Huelma, intentaron apoderarse de estas fortalezas. Don Luis, a pesar de ser un muchacho de quince años, hizo fracasar el plan atacando y dando muerte a los traidores con su primera espada regalo de cumpleaños.
  • Conserva su alcazarejo, construido en mampostería ,que consta de dos núcleos:
  • En el más alto está el torreón de planta rectangular que alberga dos cámaras, cubiertas de bóveda de medio cañón, hoy derruida, y mal reconstruidas ya que en el primer habitáculo la han reconstruido con ladrillo enlucido sin emplear los materiales originales (piedra) y en el segundo habitáculo simplemente han hecho un techo plano con vigas de castilla y petacas.
  • En el inferior hay un aljibe rectangular (3.75 metros por 1.25 metros), que conserva restos del estuco que lo recubría. Se cubre con bóveda ligeramente apuntada. En el techo tiene agujero de aguada
  • El castillo contaba, además, de un pequeño patio de armas triangular con parapeto almenado y ventanas saeteras, terraza cuadrada con albarrana para defender sobre el precipicio, muros protectores, y esquinas redondeadas exteriores.
  • Con escasa capacidad interna para albergar tropas y enseres. Debido a su carácter de vigilancia el castillo albergaría una guarnición permanente de dos o tres hombres, por lo que no necesitaba disponer de mucha superficie habitable.
  • Desde el patio de armas se entraba al primer torreón, que tiene en la planta baja el aljibe.
  • Es probable que la subida a la primera planta se realizara mediante una escalera móvil, de madera o cuerdas, de forma que una vez retirada se impedía el acceso a los dos torreones.
  • Las obras de restauración y la construcción del Mirador del Castillo se realizaron en 1990.
  • Los escalones para acceder hasta él, son de reciente construcción, y hasta hace relativamente poco tiempo la subida era una verdadera epopeya.
  • Por la parte trasera era imposible el acceso ya que no disponía de ninguna entrada.
  • Declarado Monumento Histórico en 1985
  • Cuando Felipe II, en 1575, mandó hacer un informe sobre Albanchez, tuvo cumplido conocimiento de la existencia de sus dos castillos pero ya "sin cerca ni muralla". En el siglo XVIII si bien aún persistía la encomienda de Bedmar-Albanchez, su castillo "estaba y arruinado". La ruina de una fortaleza generalmente se vincula al final del conflicto árabe-cristiano y del feudalismo. Pero la crisis y abandono del castillo de Albanchez tiene su origenes en la propia Edad Media. En principio perteneció al señorío Jódar hasta que Ruy Fernandez lo vendió a Úbeda. Y la conjura del Viernes Santo de 1465, contra la familia de las Cuevas que controlaba, además de Albánchez, Solera, Huelma y Bedmar y a la que se quería desposeer de sus propiedades, con ocasión de la guerra entre leales y rebeldes al rey Enrique IV, acabó con la victoria de los realistas y de los Cuevas, con el castigo de Albanchez y la decadencia de su castillo.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19032200