Plaza de la Merced. InicioWEB personal con 42.600 páginas, 185.923 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Europa > Unión Europea > España > Región de Murcia > Cartagena
Plaza de la Merced
ImprimirInformaciónMandar
AnteriorPlaza de la Merced - Plaza de la Merced. Foto antiguaSiguiente
Foto antigua
Plaza de la Merced. Plaza de la Merced. Foto antiguaPlaza de la Merced. Foto antigua
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Una de las más típicas de Cartagena.
  • A la plaza desembocan, por el norte, las que fueron calles del Alto y del Ángel; ahora se han transformado en el bulevar José Hierro; por el este, la de San Diego y de la Subida de San Diego; y por el oeste, la plaza de Roldán y las calles de Don Roque y del Duque.
  • En el año 1606, edificado el convento de San Diego, comenzó a llamarse Arrabal de San Diego al espacio comprendido desde la Puerta de San Ginés a dicho convento y a toda la parte que estaba fuera de la Muralla que bajaba por el que hoy es calle de San Antonio el Pobre y subía por la calle del Adarve.
  • Ya en este arrabal, antes Hoya de Heredia, había algunos edificios y tierras de labor que fueron desapareciendo a medida que ensanchaba la ciudad con arreglo a los planos municipales.
  • Concedió al Consejo innumerables licencias para edificaciones, y no existiendo en la población más plazas que la de Carnicerías y la reducidísima del Almudí, quiso la municipalidad que en el nuevo ensanche hubiese una gran plaza pública.
  • En 1632 compró doce casas, muchos solares y bancales a doña Magdalena de la Jara, a su marido Pedro Garcete y a otras personas, previa tasación del terreno hecha por el veedor de Albañilería Jerónimo Botija.
  • En esta plaza se instaló una fuente pública surtida con agua de San Juan.
  • En 1708 se vio en el Cabildo municipal una carta de Luis Belluga y Moncada, obispo de Cartagena, recomendando la petición de los religiosos del Hospicio de San Julián presentada por el Padre Fray Juan Celdrán, comendador del Orden de Nuestra Señora de las Mercedes, redención de cautivos. El Ayuntamiento concedió licencia para el convento de Nuestra Señora de la Merced.
  • La plaza tomó el nombre de la Merced y acogió la feria de agosto hasta 1854.
  • En abril de 1787 llegó a Cartagena el reverendo padre fray Diego de Cádiz, llamado por la ciudad para predicar las misiones. El 25 por la tarde, hizo el invitatorio de su misión desde un balcón del convento de la Merced.
  • El 31 de mayo, el administrador de la Real Renta de la Lotería en Cartagena, don Francisco Rodon y Bell, pidió licencia para poner a sus expensas una gran cruz de mármol en la preeminencia que llaman de San Julián, como recuerdo y en memoria de la sabia predicación de fray Cádiz.
  • Proclamada la Constitución de 1812 por las Cortes de Cádiz, el Ayuntamiento acordó colocar una tabla en la que se leía Plaza de la Constitución.
  • En 1814, fue vilipendiada, ultrajada, despreciada, rota a balazos y quemada por la fuerza armada, pero el pueblo continuó llamando a la plaza, como antiguamente, plaza de la Merced.
  • En 1820, al proclamarse por segunda vez la Constitución en virtud del alzamiento de Riego en Cabezas de San Juan, los vecinos pidieron que se llamara de la Constitución.
  • Abolida por segunda vez la Constitución en 1823, acuerda el Ayuntamiento que se llame Plaza Real y se quite la placa.
  • Una revuelta popular, en 1834, destrozó a balazos la lápida.
  • El gobernador de lo Político y Militar ordenó custodiar la placa en la Plaza Santa Catalina o de Las Monjas y llamar a La Merced Plaza de Isabel II.
  • Al crearse en Cartagena, allá por el segundo tercio del siglo XVIII la Casa de Recogidas, se instaló un torno para niños abandonados hasta que se trasladó, como Hogar de la Infancia, a la Avenida de los Toreros, en el Ensanche.
  • Desaparecido el convento de Padres Mercedarios en 1835, quiso el Ayuntamiento en 1864 construir un grandioso teatro en el solar. No pudo por el estado precario de los caudales, pero hubo circo de títeres, almacenes y un reñidero de gallos.
  • En 1872 le fue cedido en arrendamiento al industrial don Emilio Gal un trozo del solar para una fragua con la que fabricar camas.
  • Y en 1873, en pleno gobierno republicano, el Ayuntamiento le llamó Plaza de la República Federal.
  • Adquirido el solar del convento por don Ricardo Spottorno, demolió los restos del antiguo monasterio y edificó en 1880 una magnífica plaza de Abastos que no llegó a tener vida propia por diferencias con la municipalidad.
  • Al final, acogió un grandioso cinematógrafo: `El Sport`. Con el tiempo fue el `Cine Central`.
  • No tenía más que unos cuantos árboles y media docena de bancos de piedra, fue transformada en 1878 en un magnífico jardín que el pueblo bautizó con el nombre de Lago Salado, sin duda por la minúscula balsa que se instaló en el centro.
  • Fue en 1896 cuando se realizó una modificación y reforma dignas.
  • En la plaza, que poco menos preside el Palacio de Aguirre, hay desde 1926 un monumento al comandante Villamartín, obra de José Capuz.
  • También es clásica y típica la farola y la palmera más alta de Cartagena.
  • La plaza tuvo el Puerto Rico, la Bodega Juanito, el Bar Ideal, la droguería de Basy, la peluquería de José Vidal, el establecimiento de Jerónimo Legaz y la panadería.

Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-20042301