Iglesia de los Trinitarios Descalzos. InicioWEB personal con 42.697 páginas, 186.662 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Europa > Unión Europea > España > Andalucía > Provincia de Jaén > Baeza
Iglesia de los Trinitarios Descalzos
Religioso, Siglo XVIII
ImprimirInformaciónMandar
Iglesia de los Trinitarios Descalzos - Iglesia de los Trinitarios Descalzos. Siguiente
Iglesia de los Trinitarios Descalzos. Iglesia de los Trinitarios Descalzos. PortadaIglesia de los Trinitarios Descalzos. Escudo
Iglesia de los Trinitarios Descalzos. LateralIglesia de los Trinitarios Descalzos. TorreIglesia de los Trinitarios Descalzos. Foto antigua
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • La Orden de los Trinitarios Descalzos se establece en Baeza en 1605, siendo su primera sede una casa deshabitada en la Calle Calderones o Platería.
  • En 1614, por mediación del Duque de Lerma, protector de la Orden, se otorgó licencia definitiva para el asentamiento de la misma.
  • Mientras esto ocurría, el nuevo convento, situado donde hoy está la Iglesia y sus alrededores, estaba construyéndose.
  • En el siglo XVII se funda en Baeza el convento de Trinitarios Descalzos, pero la edificación del templo no tendría lugar hasta el XVIII, siendo el 26 de Septiembre de 1745 cuando se inaugura ésta.
  • En 1836 con la Desamortización de Mendizábal llega la demolición del convento, salvándose la iglesia, gracias a la reacción violenta de sus vecinos.
  • La planta es octogonal, con un cuerpo rectangular antepuesto.
  • La fachada es muy sobria, ejecutada con un mínimo de exigencias decorativas.
  • La portada consta de un sencillo arco de medio punto entre dobles columnas dóricas de corto fuste y elevado pedestal
  • Encima, frontón partido apenas iniciado, y como remate de esta ingenua portada, dos florones y el escudo coronado de la Orden.
  • Corona la fachada un gran frontón con óculo, único detalle de su tímpano.
  • La torre es cuadrada, convirtiéndose en octogonal en el tramo superior.
  • El octógono exterior se traduce en una elipse al interior, de la misma manera que la sobriedad y la piedra se transforman en yeso y profusión ornamental.
  • La bóveda central se vino abajo.
  • Pilastras con capiteles de hojarasca, entablamento con friso de motivos vegetales, yeserías caladas, figurillas de niños y lunetos, junto con balcones con celosías y retablos, dan carácter a su interior barroco.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-20042301