Cristo del Pasadizo. InicioWEB personal con 39.546 páginas, 166.411 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Europa > Unión Europea > España > Castilla-La Mancha > Provincia de Cuenca > Cuenca
Cristo del Pasadizo
ImprimirInformaciónMandar
Cristo del Pasadizo. Cristo del Pasadizo.
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Está situado en la Calle Julián Romero, en pleno descenso desde la parte alta del casco histórico (la muralla y calle del Trabuco), en el lado de la Hoz del Huécar, hacia la Plaza Mayor y la Catedral.
  • Como su propio nombre indica, se trata de un pasadizo situado bajo la planta de una casa, es decir, la Calle Julián Romero pasa justo por debajo de una casa del casco histórico formando una especie de pasadizo arqueado y empedrado.
  • En este pasadizo, en la pared que ves de frente según bajas, está la figura y talla del famoso "Cristo del Pasadizo".
  • En el mismo pasadizo, a mano derecha según bajamos, veremos una ventaja con una reja.
  • El pasadizo en sí está acompañado de su correspondiente leyenda:

Es en esa reja donde Julián, un apuesto mozo de familia humilde acudía a cortejar a la bella Inés, una dama de una familia noble de Cuenca. Se enamoran perdidamente, pero los padres de Inés no acaban de aceptar a Julián, más que nada porque es una escala social inferior, por lo que Julián marcha a la guerra para hacer fortuna y demostrar a todos su valía.

La noche antes de partir, Julián e Inés, de rodillas ante el Cristo del Pasadizo, juran ser fieles, pero pasan los meses y a la vuelta de la guerra, tras dos años fuera, Julián comprueba que su sitio en la reja ha sido ocupado por otro caballero pretendiente, un tal Lermes. Lógicamente, se enfada y cegado por la ira, se lanza espada en mano y se bate en duelo con Lermes. En el duelo, Julián tropieza en un escalón, cae y Lermes atraviesa a Julián con su espada muriendo éste en el acto. Inés pide auxilio y Lesmes intenta huir, pero se ve acorralado, cae y se desnuca.

Tras ser testigo de las dos muertes, Inés se siente culpable y se recluye para siempre en el Convento de las Petras.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-20042301