WEB personal con 31855 páginas, 131646 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Plantas
Higuera - Ficus carica
ImprimirInformaciónMandar
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Árbol de poca altura (no supera los 8 m.).
  • Corteza grisácea, que si la cortamos desprende un líquido lechoso y algo irritante.
  • Copa muy amplia.
  • De hoja caduca. Hojas grandes, con peciolo largo, alternas, palmeadas, con los nervios muy marcados y provistas de pelos ásperos.
  • Flores unisexuales, encerradas en receptáculos carnosos; las masculinas en la punta del receptáculo y las femeninas en la base.
  • Existen muchas variedades de higuera, en conjunto se agrupan en tres clases. Unas higueras producen solamente flores masculinas. Sus frutos pequeños, duros e incomestibles se conocen como cabrahigos. Otras higueras producen sólo flores femeninas, para fructificar necesitan una técnica conocida desde muy antiguo como caprificación, que consiste en atar ramas de cabrahigos sobre los pies femeninos. Tradicionalmente esta operación se realiza por San Juan (24 de Junio). El tercer grupo incluye tanto a las higueras hermafroditas como a las que su fruto se desarrolla sin previa fertilización.
  • Fruto muy pequeño de tipo "nuez"; realmente lo que se come es el receptáculo carnoso que tiene sabor dulce (las pequeñas pepitas serían los frutos y el higo la infrutescencia). Independientemente de su sexualidad las higueras son plantas de floración casi continua, pero la madurez del fruto sólo se produce o a principios de verano (por San Juan), y entonces lo frutos se denominan brevas, o en pleno verano y entrada del otoño ("por San Miguel, los higos son miel"), dando lugar a los higos.
  • Floración en la primavera y menos en otoño.
  • Sus frutos son muy ricos en azúcares y vitaminas A, B1 y C. En la región mediterránea han sido muy empleados como alimento después de secarse al sol, por lo que su aprovechamiento era mucho mayor (duraban más) y completaban la dieta invernal.
  • También utilizado con fines medicinales: como laxantes; los higos secos cocidos para combatir la tos, y su líquido lechoso para las verrugas. Se han utilizado también como digestivo y para enfermedades del pecho.
  • Se han fabricado, por fermentación del fruto, vinos dulces.
  • Existe una larga tradición en todo el Mediterráneo en la conservación de los higos. Se han conservado en salmuera, vino, miel, cocidos en mermeladas y compotas y un largo etcétera. Hasta nuestros días ha llegado el pan de higo (pulpa de higo aromatizada con ajonjolí) o secado de higos al sol, que fue la base de la economía en la Axarquia malagueña hasta hace pocos lustros.
  • Hábitat en asia suroccidental y en toda la región mediterránea, aunque en algunos lugares fue introducido por el hombre de la antigüedad.
  • El nombre romano de la higuera era ficus y carica deriva de Caria, región de Asia Menor, de donde llegaban a Roma los mejores higos de aquel tiempo.
  • Su cultivo se conocía en Asia Menor y el cercano Oriente hace 6.000 años y desde épocas prehistóricas se difundió por todo el Mediterráneo.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19082600