Convento de las Trinitarias. InicioWEB personal con 39.561 páginas, 166.584 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Europa > Unión Europea > España > Andalucía > Provincia de Jaén > Alcalá la Real
Convento de las Trinitarias
Religioso, Siglo XV
ImprimirInformaciónMandar
Convento de las Trinitarias. Convento de las Trinitarias. JardinesConvento de las Trinitarias. Puerta cegada
Convento de las Trinitarias. Puerta cegadaConvento de las Trinitarias. Principios del siglo XXConvento de las Trinitarias.
Convento de las Trinitarias. Convento de las Trinitarias. Piedras de molino embutidas en sus murosConvento de las Trinitarias. Excavación arqueológica
Convento de las Trinitarias. Basas de columnasConvento de las Trinitarias. Convento de las Trinitarias. Restos de edificaciones
Convento de las Trinitarias. Restos de murosConvento de las Trinitarias. MurosConvento de las Trinitarias.
Convento de las Trinitarias. MurosConvento de las Trinitarias. Marcas de cantero en sus murosConvento de las Trinitarias. Esquina con la Calle Romancero
Convento de las Trinitarias. RenderConvento de las Trinitarias. Foto de la excavación arqueológica del patioConvento de las Trinitarias. Casilla de los huertos
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Este edificio del siglo XVII.
  • Alberga la pequeña y milagrosa imagen del Niño del Coro y otras joyas artísticas pertenecientes al antiguo convento (Monjas Altas), situado a los pies de la fortaleza, donde se han encontrado restos del cementerio musulmán.
  • Recientemente desplazadas a la aldea de la Fuente del Rey, en un nuevo y moderno edificio.
  • Han ocupado durante el siglo XX en Alcalá una casa-palacio del siglo XVIII, perteneciente a la familia Fernández de Moya.
  • Corresponde al estilo neoclásico y en su portada aparece la fecha de terminación, 1752.
  • A este lugar fue trasladado el antiguo convento de las Trinitarias o "Monjas Altas", antes ubicado a los pies de la fortaleza.
  • La causa determinante de este traslado fue un terremoto acaecido en 1884, que afectó gravemente la estructura del antiguo inmueble.
  • El mayor atractivo de este convento lo constituye una diminuta imagen del Niño Jesús que, según algunas de las leyendas, pudo aparecer entre el regazo de una monja, o bien en una pilastra del coro de las Monjas Altas. Por este motivo, se le conoce por "Niño del Coro", de cinco centímetros, al que se le atribuyen múltiples milagros. La imagen del mismo se encuentra guardada en un precioso retablo y sólo es expuesta por las monjas una vez al año, en la festividad de los Reyes Magos.
  • Del desaparecido Convento de las Trinitarias, sólo quedan huertos y jardines abandonados, así como la Ermita de San Rafael, reliquia de la antigua iglesia.
  • Este convento se fundó en 1475 bajo la advocación de Nuestra Señora de los Remedios
  • La iglesia fue reconstruida en el siglo XVII; presentaba tres naves con coro alto a los pies de la iglesia.
  • El terremoto de 1884 causó grandes desperfectos, por lo que ya entrado el siglo XX se tuvo que abandonar dicho convento y desplazarlo a una casa nobiliaria del siglo XVIII, de la calle Utrilla.
  • En 1989, ante la realización de un proyecto de construcción de viviendas en los huertos del antiguo convento, se han acometido unas excavaciones de urgencia que han revelado la existencia de parte del antiguo cementerio musulmán (maqbara) de la fortaleza de la Mota.
  • Dice la leyenda que en este convento se apareció el "Niño del Coro", una de las imágenes más queridas y apreciadas por los alcalaínos, que tienen la oportunidad de verlo cada día de Reyes.
  • En la actualidad la comunidad trinitaria reside en un moderno convento en la aldea de la Fuente del Rey, a 3 kms de Alcalá.

GASTRONOMÍA

Las Trinitarias hacen varios tipos de dulces, como los pastelillos de almendra que son iguales que los bolillos que hacen las Dominicas; nochebuenos, higos, "cuajao", quesitos, hornazos, palitos, mantecados, polvorones y los almendrucos que se hacen con 14 huevos, un litro de aceite de oliva, dos kilos de harina, un kilo de azúcar, una cucharada de bicarbonato sódico, raspadura de limón, una cucharada de canela, un kilo de almendras enteras. Se baten los huevos y se echa el azúcar y se bate. Se le añade la raspadura de limón, el bicarbonato, el aceite de oliva, la canela, la almendra pelada y tostada y la harina. Se hace una masa que se trabaja untándose aceite en las manos, pues la masa es muy pegajosa. Se pone en bandejas y se cuece.
Las recetas de todos los dulces van pasando oralmente de unas monjas a otras.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-20042301