Castillo de Zafra. InicioWEB personal con 37.715 páginas, 158.528 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Europa > Unión Europea > España > Castilla-La Mancha > Provincia de Guadalajara > Campillo de Dueñas
Castillo de Zafra
Castillos y murallas
ImprimirInformaciónMandar
Castillo de Zafra. Castillo de Zafra. Castillo de Zafra.
Castillo de Zafra. Castillo de Zafra. MurallasCastillo de Zafra. Base de roca
Castillo de Zafra. Escaleras talladas en roca para bajar al aljibeCastillo de Zafra. Escaleras talladas en roca para bajar al aljibeCastillo de Zafra. Aljibe tallado en la roca
Castillo de Zafra. Castillo de Zafra. Castillo de Zafra.
Castillo de Zafra.
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Uno de los Castillos más importantes del Señorío molinés.
  • La mejor manera de llegar a esta fortaleza es desviándose de la N-211 al pueblo de Hombrados, aquí tras la iglesia, surca una pista que desviándonos a la izquierda, (a la altura de pie de monte de la Sierra de Caldereros) nos conducirá a través de verdes praderas al castillo.
  • También desde la carretera que se dirige a Campillo, sale una pista que nos conducirá a él.
  • A 1400 metros de altitud, en la caída meridional de la sierra de Caldereros, sobre una amplia sucesión de praderas de suave declive se alzan impresionantes lastras de roca arenisca, muy erosionadas, que corren paralelas de levante a poniente. Sobre una de las más altas, se levantan las ruinas del castillo de Zafra, reconstruído hoy.
  • Es un genuino castillo roquero y sus muros se levantan a plomo sobre los cárdenos peñones tobáceos sobre los que ingeniosamente se asienta.
  • Su enorme recinto interior está formado por dos patios y un aljibe y se flanqueaba por altos lienzos de murallas almenadas, reforzados en sus esquinas por fuertes torres.
  • En su extremo nordeste se levanta "La torre del Homenaje" conservando curiosos detalles (puerta gótica, la escalera de caracol, etc...).
  • Por ser el reducto más seguro e infranqueable de todo el Señorío, fue escenario de numerosas contiendas y luchas ya desde tiempos de dominio árabe.
  • Cuenta la leyenda, que el aljibe es entrada de varias cuevas y galerías subterráneas, donde podría albergarse una hueste numerosa.
  • Las últimas excavaciones han descubierto una galería escalonada que va buscando la base del peñasco, sus manantiales.
  • La cultura del Bronce y la del Hierro han dejado sus huellas en algunos elementos, como restos de cerámicas.
  • Ello supone seguridad de que esta atalaya rocosa la poseyeron los celtíberos.
  • También es seguro que los romanos se sirvieron de este punto fuerte sobre la paramera molinesa.
  • De forma similar, y siempre por vestigios mínimos, inteligentemente interpretados por su excavador y propietario, podemos afirmar que los visigodos y los árabes ocuparon esta fortaleza.
  • Los últimos fueron quienes elevaron parte de lo que sería luego un castillo auténtico.
  • Y aquí sin duda residieron los moros molineses (con sus reyezuelos sufragáneos del monarca taifa de Toledo) en los últimos años de su dominio del territorio.
  • Una vez conquistada la zona por las huestes cristianas alrededor del 1129, Zafra quedó primeramente en poder del rey de Aragón, quien puso a la fortaleza entre los términos del recién creado Común de Villa y Tierra de Daroca, llegando a ser considerado el castillo como el más seguro y fuerte del Señorío de Molina hasta el siglo XIII.
  • Pero el señor de Molina, el conde don Manrique de Lara, en pleno proceso de consolidación de su territorio, reclamó a Ramón Berenguer la fortaleza, que este le entregó sin problemas.
  • Así, en la descripción del territorio de Molina que se hace en el Fuero promulgado por su señor en 1154, aparece el castillo de Zafra nombrado como el más importante y querido de todo el Señorío, después de la fortaleza de la capital.
  • En 1222, el rey castellano Fernando III decidió castigar a los Lara cogiéndoles Zafra, y para ello movió su ejército poniendo cerco a esta fortaleza, en la que se refugió el conde don Gonzalo Pérez de Lara, con su familia, su reducida corte y sus domésticos ejércitos.
  • Durante unas semanas el rey castellano presentó la batalla sin que el de Lara pudiera hacer otra cosa que resistir en lo alto de su inexpugnable bastión.
  • Cuando el cerco hizo mella en las reservas del molinés, éste finalmente se rindió.
  • Mediante los buenos oficios de doña Berenguela, madre del monarca, ambas partes acordaron una salida al conflicto, conocida en los anales históricos como la "Concordia de Zafra".
  • Mediante ella se establecía que el heredero del Señorío, el primogénito de don Gonzalo, quedaba desheredado (y así le llamaría luego la historia a Pedro Gonzalez de Lara), siendo proclamada heredera la hija del molinés, doña Mafalda, quien se casaría con el hermano del rey, el infante don Alonso, y de este modo la intervención de la corona de Castilla se hacía un tanto más efectiva sobre los asuntos del rebelde señorío de Molina.
  • En las guerras civiles del siglo XV, la fortaleza de Zafra siguió teniendo una importancia suma en la estrategia del control de aquellos territorios cercanos a Molina, siempre importantes por ser los caminos naturales de paso entre Castilla y Aragón.
  • Enrique IV entregó Molina en señorío a su valido Beltran de la Cueva, lo cual provocó nuevamente una guerra de rebeldía de las gentes de la comarca contra el señor impuesto.
  • Todavía en el siglo XVI se tenía a Zafra como un castillo de los más fuertes del reino.
  • Si no de los grandes, al menos contaba entre los más fuertes, y asombraba a todos por lo difícil de su acceso, lo ingenioso de su entrada,y la capacidad para albergar determinada cantidad de soldados (se habla de 500 en total).
  • Poco a poco fueron cayendo sus piedras, desmoronándose sus murallas, desmochándose sus torreones, y borrándose los límites de sus cercas exteriores.
  • Ya en el siglo XVI estaba en estado de ruina llamativa
  • Hoy ha renacido totalmente, recobrando su antigua grandiosidad, gracias al ejemplar esfuerzo que su actual dueño, don Antonio Sanz Polo, quien lo compró al Estado en subasta pública en Guadalajara y lo restauró parcialmente.

Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-20042301