Historia de Atienza. InicioWEB personal con 37.764 páginas, 158.608 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Europa > Unión Europea > España > Castilla-La Mancha > Provincia de Guadalajara > Atienza
Historia de Atienza
ImprimirInformaciónMandar
Historia de Atienza. MurallasHistoria de Atienza. Foto antigua. Mercado agrícola
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Atienza llego a tener población paleolítica como demuestran algunos resto encontrados en el territorio de la Villa y que están expuestos en el Museo de San Gil.
  • La formación del pueblo fue obra de los Titos, que le pusieron de nombre Tithia.
  • Los Titos eran Celtíberos y junto a Belos y Lusones ocupaban el Este de la meseta. Pertenecían a la Edad del Hierro.
  • Su forma de vida tenia como problema principal la supervivencia.
  • La economía era principalmente agrícola y ganadera.
  • Los Titos acuñaban su propia moneda llamada As y en La cual aparecía un jinete. Una moneda se expone en el Museo de San Gil.
  • En el terreno social y familiar, los hombres daban importancia a la mujer, ya que dejaban el trabajo y la economía familiar en sus manos cuando los hombres debían de guerrear.
  • Al frente de la ciudad había un Consejo presidido por un sacerdote o druida.
  • La artesanía de los Titos tubo gran importancia en el mundo romano: la espada corta, el coselete de cuero y el puñal corto son recogido por Tito Livio como armas de los Celtíberos usadas luego por los romanos.
  • También los Titos son buenos alfareros como se puede vez en la cerámica encontrada en la zona de Atienza.
  • Los Titos eran gente pacífica, pero tenían que luchar por su independencia.
  • No eran mercenarios pero algunas veces estuvieron al servicio de cartagineses y romanos.
  • Los historiadores romanos recuerdan a la infantería celtíbera como arma terrible.
  • La religión era politeísta. Creían en dioses de la naturaleza. Sus ritos eran pacíficos y sin violencia. También creían en e1 más allá, ya que han aparecido tumbas con verdaderos tesoros.
  • El poblado estaba en un punto con fuerte defensa natural. Las casas eran de paja y piedra.
  • Los Titios hicieron una fuerte resistencia a los romanos, pero cuando Numancia y Termancia cayeron en poder romano Titthia también cayó.
  • Después de esto las gentes de Tithia se unieron a Sectorio contra Pompeyo, él cual la tomo en el año 72 antes de J.C.
  • En el siglo II se acuñó en la ceca ibera de Atienza ases y denarios. Entre los numismáticos esta moneda (el As) se conoce como el Titiako y es así como se escribía Titiako con los grafismos de la época.
  • Se han encontrado restos Celtíberos en sus alrededores, en la necrópolis de Cerropozo.
  • En el cerro del Padrastro y en el actual castillo tuvieron sus poblados, habiéndose descubierto en la vega de la Bragadera sus necrópolis.
  • Todavía queda en pie una fuente del siglo II en la parte baja del pueblo.
  • Aunque también existen restos visigodos su época de esplendor vino en la Baja Edad Media, momento en que Atienza se convirtió en enclave de importancia estratégica al estar situada cerca de la frontera entre los dominios castellanos y los reinos musulmanes y también cerca de la frontera con Aragón.
  • En las décadas siguientes al desembarco musulmán en Hispania es probable que la vida en Atienza transcurriera con la normalidad que se supone en un pequeño pueblo sin apenas importancia, sin más presencia musulmana que la de alguna pequeña guarnición militar instalada en el cerro del castillo.
  • Que la población de Atienza durante esos años siguiera siendo la autóctona o mayoritariamente cristiana viene a suponerse por el hecho de que entre los años 870-874, en una incursión en zona musulmana, el rey Alfonso II el Magno tomara la villa sin que se le ofreciera resistencia.
  • La dificultad de mantener este enclave tan lejos de territorio cristiano hizo que después de un tiempo lo abandonaran.
  • Quizás después de este hecho los musulmanes se empezaran a tomar más en serio la defensa de este enclave, aunque en el siglo siguiente volvieran las tropas cristianas a tomar el pueblo.
  • En uno de esos intentos salió derrotado el conde Fernán González frente a Al-Hakam, y tuvo que ser su hijo García Fernández el artífice de la toma años después
  • A finales del siglo X Almanzor la recupera y para castigar la cobardía ante las tropas de Ordoño, destruyó Atienza hasta los cimientos el 8 de Febrero del año 989.
  • Aún volvió a pertenecer al Condado de Castilla años más tarde cuando el nuevo califa de Córdoba Sulaymán entrega al conde Sancho Garcés algunas de las fortalezas que perdió su padre a manos de Almanzor, entre ellas las de Gormaz y Atienza, en agradecimiento al apoyo que le prestó el conde castellano para acceder al califato.
  • Su situación estratégica hizo de ella una pieza codiciada para ambos bandos, resultando de vital importancia su posesión para unos y otros.
  • Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid Campeador, pasó por estas tierras hacia el destierro. Fue en las proximidades de Miedes donde descansó con su tropa, como nos refiere de modo indubitable el poema: "A la sierra de Miedes - ellos ivan posar, - de diestro Atienza las torres - que los moros la han". El de Vivar se ocultó con sus seguidores, que "sin los peones y otros valientes, contó hasta 300 lanzas, todas con pendones" y no se atrevió a cruzar a la luz del sol por delante de la villa por considerarla "una peña muy fuort", por lo que este caudillo y sus hombres prefirieron caminar de noche para no ser vistos por los de la villa, en dirección a Castejón de Henares, donde prepararon una emboscada.
  • La conquista definitiva de Atienza y su castillo tiene lugar en el año 1.085, cuando Alfonso VI toma Toledo y se le rinden al mismo tiempo los enclaves más significativos del reino y pasó a formar parte del Reino de Castilla.
  • Desde 1149 Atienza goza de Fuero, concedido por el rey Alfonso VII, estableciéndose la denominada Comunidad de Villa y Tierra de Atienza.
  • Atienza se convirtió así en cabeza visible de una comarca con 131 aldeas y unos 2.500 km² de extensión.
  • Además, los reyes de Castilla aprovecharon el carácter fronterizo de la villa para promover, a través del fuero, la actividad mercantil: de hecho, en Atienza destacó el gremio de arrieros.
  • Atienza se convirtió en una villa de gran fidelidad a los reyes de Castilla en una época de frecuentes revueltas nobiliarias.
  • Muchos reyes castellanos pasaron aquí grandes temporadas fiados de la lealtad de la villa.
  • Uno de los hechos más relevantes fue la salvación del joven rey Alfonso VIII, a mediados del siglo XII. El rey, que contaba solo con cuatro años de edad, era perseguido por los Infantes de Castro; refugiado en la villa, y cercada esta por tropas leonesas para hacerse con el niño, los habitantes de Atienza decidieron sacarle con los arrieros disfrazándole como uno de ellos. Desde entonces hasta el presente se celebra una fiesta el domingo de Pentecostés, la caballada de Atienza, de interés turístico, y existe una cofradía, la Cofradía de la Santísima Trinidad, que afirma ser heredera de la antigua cofradía de arrieros que sacó de Atienza al rey Alfonso VIII.
  • Fue en el reinado de Alfonso VIII cuando la villa progresó espectacularmente, y el castillo alcanzó su aspecto definitivo, levantándose el segundo y más amplio cinturón de murallas.
  • En las guerras entre don Juan II de Castilla y los reyes de Aragón y de Navarra, descolgáronse las huestes del enemigo sobre aquella comarca y se apoderaron de Atienza ocupando el castillo y permaneciendo en él algunos años, saliendo de la fortaleza con frecuencia para estragar la tierra. El inexpugnable castillo, estaba defendido por el caudillo del rey navarro, brioso como pocos hombres, mosén Rodrigo de Rebolledo. Juan II y su Condestable don Álvaro de Luna, con un regular ejército provisto de "ingenios et lombardas et truenos", la puso sitio y, apretado éste, Rebolledo y don Juan de Navarra, vinieron a conciertos con Juan de Castilla, el que entró en la villa, mas no en el castillo y, por despecho o para castigar a algunos traidores que en ella se albergaban, aportilló sus murallas, derribó algunas casa y quemó otras. Al fin, por tratos posteriores, Atienza recogió a su legítimo Señor.
  • Años más tarde, mantenían allí los rebeldes la voz de la Beltraneja, u fue menester un golpe de atrevimiento, para que en la más alta torre del castillo se levantase la gloriosa bandera de los Reyes Católicos. Fue el encargado de esta hazaña, el Caballero de estos, Garci Bravo de Lagunas, que puesto de acuerdo con un mozo de alcalde rebelde, subió con un puñado de guerreros por una escala de cuerda al amparo de una noche oscura y se apoderaron de la fortaleza, hallando allí cien mil florines, premio, con otras mercedes, de su atrevimiento.
  • Atienza gozaría de una gran prosperidad hasta el siglo XV, llegando a contar con catorce iglesias además de un castillo, murallas y torres defensivas.
  • A partir del siglo XV perdió importancia al dejar de ser ciudad estratégica y fronteriza.
  • La antaño floreciente actividad mercantil languideció en beneficio de otras rutas.
  • En el siglo XIX se verá seriamente afectada por la Guerra de la Independencia.
  • Fue cuartel general de El Empecinado, por lo que los franceses, al mando del general Duvernet, se ensañaron con ella en varias ocasiones, desvalijando las iglesias y saqueando las casas para posteriormente incendiar gran parte la villa.
  • Desde 1833 forma parte de la provincia de Guadalajara, aunque anteriormente había formado parte de lo que se conocía como Castilla la Vieja y más tarde de la jurisdicción de Soria.

Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-20042301