Caballo - Equus caballus. InicioWEB personal con 29523 páginas, 119157 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Animales
Caballo - Equus caballus
ImprimirInformaciónMandar
Caballo - Equus caballus. Los VillaresCaballo - Equus caballus. Los VillaresCaballo - Equus caballus. CazorlaCaballo - Equus caballus. Cazorla
Caballo - Equus caballus. CórdobaCaballo - Equus caballus. La Beata - ValdepeñasCaballo - Equus caballus. La Beata - ValdepeñasCaballo - Equus caballus. La Beata - Valdepeñas
Caballo - Equus caballus. La Beata - ValdepeñasCaballo - Equus caballus. AlcaudeteCaballo - Equus caballus. AlcaudeteCaballo - Equus caballus. Alcaudete
Caballo - Equus caballus. TabernasCaballo - Equus caballus. TabernasCaballo - Equus caballus. Sierra Morena - Navas de San JuanCaballo - Equus caballus. La Fresnesdilla - Villacarrillo
Caballo - Equus caballus. Pilar de los Potros - TorredelcampoCaballo - Equus caballus. Pilar de los Potros - TorredelcampoCaballo - Equus caballus. Dálmata. Santisteban del Puerto
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • El caballo en femenino, yegua.
  • Es un mamífero herbívoro, cuadrúpedo y de cuello largo y arqueado.
  • Hace 55 millones de años habitó el Hyracotherium (o Eohippus), del cual descienden todos los miembros del género Equus. El Eohippus tenía un tamaño que oscilaba entre los 2 y los 4 dm de altura, con cuatro dedos en las extremidades anteriores y tres en las posteriores. A simple vista era similar a un perro. Sus orígenes se pueden encontrar en América del Norte, donde se extinguió. Muchos años más tarde serían los colonizadores españoles quienes reintroducirían el caballo en el continente americano.
  • La evolución del eohippus le hizo aumentar su altura hasta los 115 cm y perder sus dedos hasta hacerse monodáctilo, es decir, con un solo dedo. Poco a poco, su único dedo se endurecería hasta desarrollar cascos para poder huir de los depredadores.
  • El Eohippus evolucionaría posteriormente a una especie denominada Mesohippus, de mayor tamaño y que ya presentaba pies con forma de casco. Luego éste evolucionaría
    al Merychippus, después a la especie del Pliohippus, para luego evolucionar al equus y, finalmente, al que conoce hoy en día, los equinos.
  • Pronto sus mandíbulas evolucionarían hasta llegar al género denominado "Equus", de ahí el nombre de "equinos", del que procede toda la familia de los caballos. En realidad esta teoría no está aceptada por la totalidad de la comunidad científica, aunque sí es la más extendida.
  • La evolución del caballo puede seguirse a través del registro fósil hasta llegar al Hyracotherium (también llamado Eohippus), un pequeño mamífero herbívoro que vivió durante el Eoceno. El Hyracotherium era un animal con tamaño similar al de un zorro, y tenía cuatro dedos en las patas delanteras y tres en las traseras, terminando cada uno en una uña. En esa época aparecieron a la vez en Norteamérica y Eurasia diversas especies y géneros relacionados. Parece ser que las especies euroasiáticas desaparecieron; sin embargo, las especies americanas dieron lugar durante el Oligoceno al género Mesohippus del tamaño de una gacela, que tenía sólo 3 dedos en las patas delanteras. Algo más tarde, en el Mioceno, a Mesohippus le sucedió Hypohippus y Anchitherium; se cree que ambas especies colonizaron después Eurasia desde América del Norte. Otros descendientes de Mesohippus fueron Miohippus y Merychippus; este último género desarrolló dientes con coronas muy altas, lo que le permitió, a diferencia de Hyrachotherium, que pastaba hierba, ramonear las hojas y brotes de árboles y arbustos. Entre los descendientes de Merychippus estaba Hipparion, que durante el Plioceno se desplazó y expandió desde Norteamérica hasta Eurasia, y Pliohippus (primer antepasado de un solo dedo), antecesor de Pleshippus y de su sucesor, el caballo moderno, es decir, el género Equus. El paso entre América del Norte y Eurasia se realizaba a través del estrecho de Bering cuando ambos continentes estaban unidos.

    Se cree que durante el Pleistoceno el género Equus extendió su área de distribución desde Norteamérica a Eurasia, África y Sudamérica. Algún tiempo después los caballos americanos se extinguieron, quizá por alguna enfermedad. Diversos hallazgos en cuevas de Europa indican que el caballo era un animal muy abundante durante la edad de piedra en dicho continente; se han encontrado suficientes restos de esqueletos de caballos dentro y en los alrededores de estas cuevas como para afirmar que eran consumidos por el ser humano. El número de caballos disminuyó en el neolítico, cuando Europa estaba cubierta por bosques en su mayor parte. Se han encontrado restos de la edad del bronce, embocaduras y piezas de arneses, que demuestran que el caballo ya estaba domesticado en esta época.
  • El caballo de retuertas de Doñana es la raza de caballos más antigua de Europa y la última que vive en libertad, aislada de otras poblaciones.
  • La evolución ha hecho que sufra unas modificaciones óseas importantes como un aumento de su tamaño y en especial de sus extremidades, que reduzca los dedos de las extremidades a uno solo rodeado de un material córneo llamado casco o vaso. En las extremidades delanteras el cúbito y radio se han fusionado dando lugar a un único hueso, al igual que ha sucedido con la tibia y el peroné lo que impide que pueda girar lateralmente las manos y pies (desde antiguo se llaman así debido al parecido óseo con el ser humano).
  • Los huesos de la cabeza del caballo son largos, y los de la cara tienen el doble de longitud que los del cráneo. La mandíbula también es larga y posee una superficie ancha y aplanada en la parte inferior de la zona posterior. Los caballos tienen un mínimo de 36 dientes (12 incisivos y 24 malares), ya que la mayoría de los machos cuentan además con 4 caninos. La columna vertebral está compuesta por 51 vértebras.
  • El cuerpo del caballo se divide en tres grandes zonas: tercio anterior, cuerpo, y tercio posterior.
  • Alcanza la madurez sexual a los 4 años. La gestación dura unos 11 meses, y la hembra da a luz una sola cría (el nacimiento de gemelos es algo raro como los partos de 3 o más potrillos, y se da más en yeguas de edad avanzada). Los caballos domésticos tienen dificultades en el acoplamiento sexual, por lo que en ciertas ocasiones se hace necesario que un hombre dirija el miembro del caballo a la hora de fecundar a la hembra; estos hombres se denominan mamporreros.
  • Se llaman aires a las diferentes formas de desplazarse que tiene el caballo. El caballo tiene tres aires naturales: paso, trote y galope. Llamamos bípedo a la asociación de dos pies.
    • Paso: es el aire más lento, con cuatro tiempos. El caballo en este aire avanza en bípedo diagonal (es decir, avanza a la vez la mano izquierda y el pie dercho, y luego viceversa). Es un aire marchado, pues siempre hay algún pie apoyado en el suelo, y simétrico, porque el movimiento del bípedo diagonal izquierdo se repite de forma idéntica en el bípedo contario.
    • Trote: aire más rápido que el paso, de dos tiempos, simétrico y saltado (porque en un momento determinado, el caballo queda en suspensión, sin ningún pie apoyado en el suelo). El trote puede ser de trabajo (a buen ritmo), reunido (un aire cadenciado, lento y elevado) o largo (en el que el caballo alcanza la mayor amplitud de tranco; no por ello es el más rápido). Hay dos formas de montar al trote:
      • Trote sentado: en el cual, mientras el caballo va trotando, el jinete mantiene las nalgas en el asiento, y debe seguir el movimiento del caballo con la cadera.
      • Trote levantado: mientras el caballo trota, el jinete se va levantando al mismo tiempo que él, en un momento en que el animal le impulsa hacia arriba. Para hacer bien el trote levantado (lo que se llama "trotar a la mano") siempre hay que fijarse en que, cuando el hombre se eleva, coincide con el momento en que el pie exterior del caballo se levanta también.
    • Galope: es el aire más rápido, pero el caballo se agota antes, no tieneindependencia respiratoria. Al apoyar las manos en el piso, está obligado a expulsar el aire y por ello no puede acelerar su frecuencia respiratoria a voluntad. Es el único aire asimétrico (tiene tres tiempos, durante el cuarto se encuentra en el aire). El caballo puede galopar "a mano derecha" o "a mano izquierda". En el galope a la derecha, por ejemplo, el bípedo derecho avanza más que el izquierdo. Galopar a las diferentes manos les permite girar cómoda y equilibradamente al lado (o mano) al que galopan.
  • Se denomina tranco al ciclo de pisadas, desde que apoya un pie hasta que lo vuelve a apoyar. Cada secuencia nos marca un tranco del caballo en cada aire.
  • La razón por la que a los caballos se les ponen herraduras es debido a que en cautividad desgastan más rápidamente los cascos por la dureza del pavimento o un entrenamiento más prolongado que en libertad desplazándose por la tierra. Los cascos a los que se les han colocado herraduras deben ser cortados cada 30 días (45 como máximo) ya que estos continúan creciendo normalmente. El herraje lo debe hacer siempre un experto.
  • Tienen una vida media de 25/40 años en cautividad y en libertad viven en torno a los 25 años.La inclinación de los dientes incisivos se incrementa con el tiempo y sirve para determinar la edad del caballo. Es normal que en cualquiera de los casos vivan algo más. La madurez no la alcanzan hasta los 4 años cuando dejan de ser potros (potrancas en el caso de que sean hembras), a esta edad se les comienza a domar y a montar. Es a partir de los 6 años cuando son considerados caballos adultos, y tienden a tranquilizarse. Un caballo con buena salud puede ser montado hasta bien entrados los 20 años.
  • Un caballo adulto puede dormir de cuatro a catorce horas diarias. Sin embargo, no lo hacen de forma continuada, sino en bloques de media hora. Los caballos pueden echar un sueño ligero de pie, debido a que pueden bloquear la articulación de la babilla y no sostienen su peso con los músculos, como hacemos los humanos, lo que termina por  cansarnos. Sin embargo, para dormir profundamente y alcanzar el estado REM necesitan tumbarse por completo. Normalmente, cuando los caballos viven en libertad no duermen todos a la vez, sino que mientras unos descansan otros permanecen alerta para dar la voz de alarma si apareciera un depredador.

     


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-18112801