Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. InicioWEB personal con 29524 páginas, 119216 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Animales
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus
ImprimirInformaciónMandar
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. WikipediaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. TebaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. GranadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Granada
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. CazorlaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. CazorlaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Cazorla
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. CórdobaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Santiago PontonesPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Navas de San JuanPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Calarico - Santiago Pontones
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Calarico - Santiago PontonesPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Calarico - Santiago PontonesPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Calarico - Santiago PontonesPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Calarico - Santiago Pontones
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Calarico - Santiago PontonesPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Calarico - Santiago PontonesPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Pantano de La Vieja. Santiago PontonesPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Pantano de La Vieja. Santiago Pontones
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Pantano de La Vieja. Santiago PontonesPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Buitreras. El Malandante - YestePájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - Quesada
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - Quesada
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - Quesada
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. El Chorro - QuesadaPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Pluma. Navas de San Juan
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Pluma. Navas de San JuanPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. San Ginés - AndújarPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. DibujoPájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Zoo de Córdoba
Pájaro Buitre leonado - Gyps fulvus. Poyón de Argasa - Villanueva del Arzobispo
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Una de las mayores rapaces que puede encontrarse en la Península Ibérica, superando en envergadura (hasta 260 centímetros) incluso al águila imperial ibérica.
  • Junto con el buitre negro, el quebrantahuesos y el alimoche (en verano), es una de las pocas especies de buitres que pueden verse en Europa, pues se le puede encontrar en Espańa, Portugal, zonas aisladas de Francia (donde ha sido reintroducido) e Italia, buena parte de los Balcanes y Crimea.
  • El resto de su distribución abarca varias partes de África septentrional y Asia occidental, desde Turquía, Arabia y el Cáucaso hasta las estribaciones del Himalaya y el noroeste de la India.
  • Es un ave planeadora más que voladora, pues apenas mueve las alas en el aire. Prefiere levantarse sobre corrientes ascendentes que se corresponden con fenómenos aerológicos.
  • Vuela entre alturas de 1.800 a 3.500 metros sobre el nivel del mar, aunque en děas excepcionales puedan llegar a los 6.000 metros sobre el nivel del mar.
  • Puede recorrer desde 50 kilňmetros a 300 kilňmetros dependiendo de la potencialidad convectiva del děa.
  • Se alimenta de animales muertos (especialmente grandes mamíferos). Su potente vista localiza cualquier cadáver en las cercanías, y cuando desciende para alimentarse (formándose entonces aglomeraciones importantes de buitres, de forma muy rápida, donde no faltan las peleas por las mejores tajadas), introduce sin problemas su cabeza y largo cuello, provistos únicamente de un plumón corto en el que la sangre y la carne no se adhieren fácilmente.
  • El pico, pardo por arriba y amarillo en los bordes, es ganchudo y arranca largas tiras de carne con facilidad.
  • Las patas son grises y bastante débiles, pues no necesitan capturar presas como las de las águilas y halcones.
  • En la base del cuello se encuentran una serie de largas plumas blancas y leonadas, a modo de gorguera.
  • En el dorso, parte anterior de las alas y vientre, el plumaje es de color canela. En el resto del cuerpo el plumaje es pardo oscuro.
  • Las zonas habitadas suelen ser montańosas, aunque en el llano cualquier cantil vertical o extraplomado de más de 50 metros e inaccesible les sirve de buitrera.
  • Los buitres leonados entran en celo en los meses de diciembre a abril.
  • Forman parejas estables y pasan unos 58 días incubando su único huevo, en turnos de entre un día o dos cada uno. Posteriormente se turnan con la misma frecuencia para dar de comer a su cría.
  • El polluelo crece a un ritmo bastante lento, pero constante.
  • Al contrario que otras aves, si no recibe la cantidad precisa de alimento, no puede retrasar su crecimiento y muere de inanición.
  • Las crías emprenden su primer vuelo hacia el mes de julio, pero siguen manteniéndose una temporada cerca del nido hasta que creen que ha llegado el momento de independizarse.
  • A los cuatro o cinco ańos de edad se aparean por primera vez.
  • En Espańa son una especie sedentaria que se puede ver todo el ańo, pero las poblaciones de otros lugares a veces emigran al sur para invernar y vuelven a sus lugares de origen para reproducirse.
  • Aunque no se considera una especie especialmente amenazada, el buitre leonado es un ave protegida en varios países. En otros tiempos los ganaderos perseguían y mataban a los buitres por considerarlas aves de mal agüero, que amenazaban al ganado próximo a parir.
  • En la actualidad, ha visto reducido su alimento en Europa desde que las normativas de la UE prohíben el abandono de ganado muerto en el campo, sobre todo a partir de la crisis de las vacas locas. Dada la escasez de grandes ungulados en este continente como ciervos, gamos o muflones debido a la caza y la desaparición de los bosques, las carrońas dejadas por los pastores constituyen una parte importante de la dieta de este animal.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-18112801