Sabina albar - Juniperus thurifera. InicioWEB personal con 29553 páginas, 120045 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Plantas
Sabina albar - Juniperus thurifera
ImprimirInformaciónMandar
Sabina albar - Juniperus thurifera. Santa PolaSabina albar - Juniperus thurifera. Santa PolaSabina albar - Juniperus thurifera. Los Cañones JaénSabina albar - Juniperus thurifera. Los Cañones Jaén
Sabina albar - Juniperus thurifera. Pitillos. ValdepeñasSabina albar - Juniperus thurifera. Fruto. Pitillos. ValdepeñasSabina albar - Juniperus thurifera. Pitillos. Valdepeñas
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Oriunda de los Alpes franceses, la Península Ibérica y el norte de África.
  • El mayor sabinar albar de Europa, se extiende entre las provincias de Soria y Guadalajara, concretamente por los municipios de Arcos de Jalón y Maranchón.
  • Árbol siempreverde
  • Tamaño mediano, generalmente de 4 a 12 m de altura
  • Un metro más o menos de diámetro de tronco, corto y grueso algo retorcido y tortuoso en los ejemplares viejos, con corteza parduzca o cenicienta, fibrosa y agrietada longitudinalmente, desprendiéndose a tiras.
  • La copa es muy densa, de color verde oscuro con forma cónica u ovalada y en ejemplares desmochados aplanada e irregular.
  • Las ramas son gruesas y las hojas son escuamiformes, adheridas al tallito, son de forma romboidal y ásperas al tacto.
  • Produce pies masculinos y femeninos, los frutos son redondeados de color azulado a negruzco o rojizo según su estado de maduración.
  • Los pies masculinos producen en sus pequeñas, parduzcas y abundantisimas inflorescencias, grandes cantidades de polen, lo que se llama popularmente cierna que llega a parecer humo en días ventosos.
  • Florece a partir de febrero y los frutos maduran al segundo año, pero también existen épocas en la que no fructifican.
  • Las flores de los machos únicamente producen polen, que es dispersado por el viento, mientras que las flores de los árboles hembra son fertilizadas por el polen masculino y forma unos frutos llamados gayubas.
  • Los frutos no alcanzan el grado de madurez hasta el segundo otoño tras la polinización (20 meses), cuando toman un color oscuro característico. En este momento es cuando distintas especies de tordos (Turdus sp.) los comen y dispersan sus semillas.
  • La sabina rastrera se diferencia a simple vista de la Sabina albar (Juniperus thurifera) en que sus frutos son de color azul, mientras que la segunda los presenta de color rojizo.
  • El nombre científico de esta especie, thurifera, significa «productora de incienso», ya que su madera es muy aromática, de olor resinoso agradable, por lo que se ha quemado para este fin, produciendo un olor muy penetrante que al decir de las gentes ahuyenta a los insectos y según Pío Font Quer hace huir a las serpientes.
  • En España la podemos encontrar desde los 140 msnm (Sierra de Monegrillo, Zaragoza) hasta los más de 1800 m que alcanza en la Sierra de Albarracín en (Teruel).
  • En Marruecos, llega por encima de los 3000 m.
  • Prospera con vitalidad en zonas donde en invierno se alcanzan temperaturas de -25º y en verano se rondan los 40º.
  • Soporta años secos en los que no llega a caer más de medio litro de lluvia por metro cuadrado y la mayor parte fuera del período vegetativo.
  • Es capaz de hincar su potente sistema radical en suelos tan pedregosos como los lapiaces, en donde cabalmente, no se instalaría ninguno de la mayoría de los árboles que crecen en la Peninsula Ibérica.
  • Vegeta en las altas parameras y laderas expuestas, principalmente sobre suelos ricos en cal, pero también en los silíceos, desde los 800 m hasta cerca de los 1500 m entrando en competencia con la encina (Quercus ilex) y el pino Salgareño (Pinus nigra).
  • Este arbusto achaparrado es propio de las zonas de alta montaña y se integra bien sobre los bosques de coníferas.
  • Planta de crecimiento muy lento, domina solo en condiciones extremas, ya que aguanta muy bien las fuertes heladas, asociadas a veranos secos y calurosos, que caracterizan las parameras donde habita.
  • En sus límites alterna a veces con el quejigo o roble carrasqueño (Quercus faginea).
  • La madera es compacta y de grano fino, muy apreciada por los ebanistas; da excelentes postes y vigas al ser muy resistente a la putrefacción.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-18112801