Pinturas rupestres de la Cueva del Morrón. InicioWEB personal con 31.399 páginas, 129.417 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Torres
Pinturas rupestres de la Cueva del Morrón
Pinturas rupestres
ImprimirInformaciónMandar
Pinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cáprido rojoPinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cáprido rojoPinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cáprido negro
Pinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cáprido negroPinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cáprido negroPinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cáprido rojo
Pinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cáprido rojoPinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cáprido negroPinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cabra roja
Pinturas rupestres de la Cueva del Morrón. Cabra negraPinturas rupestres de la Cueva del Morrón.
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Alberga las pinturas rupestres prehistóricas más antiguas de la provincia de Jaén, de unos 20.000 años de antigüedad.
  • Ubicadas en el Santuario Paleolítico de la Cueva del Morrón.
  • Es hasta ahora, el único yacimiento con pinturas paleolíticas en la provincia de Jaén, viniendo a llenar un hueco existente entre las Cueva del Niño (Albacete) y las cuevas malagueñas.
  • Paleolítico Final, en el período Magdaleniense, con una cronología entre el 15.000 y el 10.000 antes de Cristo, aunque los últimos estudios las remontan a unos 20.000 años de antigüedad. Concretamente la cabra roja solutrense de unos 18000 años y la cabra negra de entre 14000 y 12000 años.
  • Esta cueva constituye uno de los grandes santuarios rupestres de época paleolítica que se ubican en el Alto Guadalquivir.
  • Las pinturas se encuentran en una sala pequeña de la Cueva del Morrón que tiene, por término medio 1"66 m. de altura, 3"80 m. de anchura y 8"90 m. de longuitud
  • Las pinturas están a unos 0"85 m. del suelo en un alisamiento del techo.
  • Se trata de dos cápridos de diferente cromatismo, uno de color rojo y otro negro.
  • Aunque ocupan la misma superfice rocosa, la figura roja se halla en un plano superior y más cerca de los desprendimientos que en esta pequeña sala forman la pared.
  • El cáprido rojo está realizado con un trazo único que indica el perfil del animal. Otro trazo del mismo grosor va desde las patas traseras a las delanteras dejando, por debajo, indicado el vientre abultado del mismo. La linea cérvico-dorsal es algo sinuosa. La cornamenta es de trazo doble en la base, acabando en una fina punta. La cabeza es pequeña, el hocico casi triangular, con indicación de las barbas, pero no de los ojos, boca, etc. Por la posición de las patas parece que el animal está en movimiento.
  • El cáprido negro es de mayor tamaño que el anterior y sólo un trazo marca su perfil. La linea cérvico-dorsal es cóncavo-convexa. Los trazos de la cabeza son más gruesos aunque disminuyen su espesor hacia la punta del hocico. Se presentan también barbas aunque pequeñas y desvaídas. El cuello es muy corto; la cornamenta parte de un sólo trazo para separarse en dos dando sensación de perspectiva y siendo un cuerno más largo que el otro.
  • A excepción de una hoja de sílex hallada en el interior de la cueva no se han encontrado restos de útiles
  • Casi con toda probabilidad, estamos ante una especie de santuario en el que las pinturas tienen una finalidad mágica propiciatoria para la caza, que era por otra parte el principal medio de vida de las poblaciones de estos entornos en esta etapa de la prehistoria, donde las cuevas además eran los lugares de hábitat.
  • Hay que tener en cuenta que estamos en un período con unas duras condiciones climatológicas, de intenso frío, con nieves semipermanentes.
  • Código PIA 230900009.
  • Declaradas Bien de Interés Cultural.

Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19041001