WEB personal con 32280 páginas, 133746 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Granada > Granada
Alhambra. Palacio de los Abencerrajes
Musulmán, Palacio
ImprimirInformaciónMandar
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Ubicado en la Calle Real Alta (Alhambra. Calle Real Alta) de la Alhambra.
  • Emplazado en la zona alta de la Alhambra, lugar importante ya que se situaba próximo al eje urbano de la medina, este hecho nos habla de la relevancia de sus moradores.
  • Esta área arqueológica es conocida como Palacio de Abencerrajes, nombre castellano que se les dio a los Banu Sarray, familia noble del reino nazarí.
  • En 1501, la edificación fue cedida por los Reyes Católicos a favor de don Juan Chacón, Adelantado de Murcia, y contador mayor del Real Consejo, esto hizo que a partir de este momento se denomine Palacio de la Contaduría.
  • Las primeras intervenciones en el complejo datan de finales del siglo XIX, ya en estado ruinoso, se hallaron restos de su estructura arquitectónica y de su traza urbana.
  • En la década de los treinta del siglo XX comienza su estudio y excavación, que darán a conocer la importancia de este lugar.
  • En la zona principal se disponía una alberca paralela a la muralla en un patio central, presidido por un pabellón con tres salas que antecedía a la sala principal tripartita emplazada en el interior de la torre, soluciones arquitectónicas repetidas posteriormente en la Sala de los Abencerrajes (Alhambra. Sala de los Abencerrajes) y en el Palacio de los Leones (Alhambra. Patio de los Leones).
  • Una pequeña vivienda es adosada al este de la zona principal, que sigue el esquema arquitectónico tradicional de la vivienda musulmana, con patio central y pequeña alberca, fue excavada a finales del siglo XX.
  • En su lado oriental se sitúa un doble baño, de distintas épocas, uno primitivo, y otro del periodo de mandato de Yusuf I (1325-1354).
  • El primero, es menor en sus dimensiones, respecto al otro, de mayor tamaño y que sigue el diseño del Baño de Comares (Alhambra. Baños Reales), sala de reposo coronada por linterna, y piso alto, contenía un pequeño aljibe que mediante una cámara antihumedad, es separado de la sala. La sala fría, con alcobas laterales con columnas embutidas en sus paramentos, se encuentra tras cruzar un pasillo donde también se disponía de letrina. La sala templada también con alcobas laterales albergaba una pequeña pila para lavarse los pies. La sala caliente conserva los pilares de hypocausis y el área de calderas, al igual que la templada y la fría, tenía alcobas laterales.
  • Se han conservado numerosos elementos decorativos, azulejos y alicatados que nos hablan de su rica decoración.
  • La palabra abencerraje es sinónimo de leyenda. La literatura nacional y los grandes maestros de las letras del siglo de oro, como Lope de Vega y Miguel de Cervantes, hicieron referencia en sus escritos a miembros de este clan venido del norte de África que poseyó un palacio en el entorno de la Alhambra, lo cual significaba que la familia ostentó una posición de privilegio en la estratificación social del reino nazarí.
  • En una novela morisca del siglo XVI, un miembro del clan se enamora de una mujer zegrí, es decir, de una familia contraria y rival. La coyuntura se solucionó porque el alcaide de Antequera Rodrigo de Narváez intervino para que se diera un final feliz.
  • Durante la invasión de los franceses, cuando se marcharon del lugar realizaron la voladura de la Gran Torre de los Abencerrajes y de la cercana Puerta de los Siete Suelos.
  • Según las últimas investigaciones, fue uno de los primeros asentamientos en la colina de la Sabika. Con el tiempo, debió perder o modificar su funcionalidad en favor de nuevos edificios y, tras la conquista cristiana, fue sede de la casa o palacio de la Contaduría, y posteriormente se dividió y repartió en varias fincas para personas vinculadas al monumento.
  • En la segunda mitad del siglo XIX, el solar se encontraba abandonado, en parte debido a las voladuras que las tropas napoleónicas. Desde entonces recibió el significativo nombre de el Secano. A finales de la misma centuria se hicieron algunos descubrimientos de muros, pavimentos, canalizaciones y se guardaron algunas piezas y fragmentos en los almacenes de lo que luego sería Museo de la Alhambra.
  • En la década de los años treinta del siglo XX, se efectuaron nuevas exploraciones arqueológicas y realizaron algunas consolidaciones y reconstrucciones, como la pequeña torre que sobresale de la muralla.

Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19082600