Diente de león - Taraxacum officinale. InicioWEB personal con 29552 páginas, 119692 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Plantas
Diente de león - Taraxacum officinale
ImprimirInformaciónMandar
Diente de león - Taraxacum officinale. Diente de león - Taraxacum officinale. JaénDiente de león - Taraxacum officinale. JaénDiente de león - Taraxacum officinale. Semilla. Jaén
Diente de león - Taraxacum officinale. JaénDiente de león - Taraxacum officinale. Diente de leónDiente de león - Taraxacum officinale. Otiñar - JaénDiente de león - Taraxacum officinale. Llanos Navapolos - Jaén
Diente de león - Taraxacum officinale. JaénDiente de león - Taraxacum officinale. Cerro del Castillo - Santa ElenaDiente de león - Taraxacum officinale. Cerro del Castillo - Santa Elena
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Familia de las asteráceas
  • No suele alcanzar más de 40-50 cm.
  • Consta de una roseta basal de hojas irregularmente divididas en segmentos vagamente triangulares.
  • Tiene hojas alternas, sin peciolo diferenciado, pinnatipartidas con lóbulos en forma triangular de márgenes dentados y agudos.
  • Pedúnculos de la inflorescencia huecos.
  • Flores hermafroditas de un color amarillo dorado que la hacen fácilmente identificable. Corola en lígulas terminada en cinco pequeños dientes.
  • Del centro de la roseta se alzan tallos gruesos y fistulosos que lleva un único capítulo grande y vistoso de flores todas ellas con lígulas, de color amarillo intenso.
  • Con la maduración, las flores se transforman en frutos secos rematados por un plumero, el vilano, para ser dispersados por el soplo del viento.
  • Esta planta vivaz, anual y perenne con raíz primaria y roseta basal.
  • Florece en especial en primavera
  • De origen europeo, naturalizada en zonas templadas del mundo entero.
  • Propiedad diurética.
  • En el siglo XVI, el médico y botánico Leonhart Fuchs recomendaba el T. officinale como astringente, antidiarreico, para dolor estomacal y para favorecer la menstruación.
  • "dientes de león" (nombre que recibiría por sus hojas), también "áster" (latinismo que significa: astro o estrella) por la forma de su semilla voladora, y también "panadero"; suele ser costumbre en ciertas regiones tomar al vuelo una de las semillas y soplarlas diciendo la frase "panadero tráeme buena suerte".
  • Puede actuar en el hígado, riñón y la vesícula biliar, y con su efecto diurético evitar la aparición de piedras en el riñón.
  • También es un tónico digestivo contra el estreñimiento y la resaca de alcohol.
  • Para uso tópico es eficaz para limpiar la impurezas de la piel, acné, urticaria. Estas propiedades son por su contenido de inulina, ácidos fenólicos, sales minerales, entre otras sustancias que aportan beneficios en la piel.
  • En algunos periodos de escasez, se ha utilizado como sustituto de la achicoria, que a su vez era sustituto del café.
  • La compañía Amalgamated Bio-food preparará 12 de sus plantas de etanol para la producción de combustible hecho con diente de león. Para lograrlo, mezclarán la flor con gasolina. Los científicos dicen que este sustituto será incluso más eficiente que el etanol, al tiempo que las refinerías de Estados Unidos aseguran que el nuevo producto, llamado dandeleen (por su nombre en inglés: dandelion), estará disponible en las estaciones de servicio a principios de 2009.
  • A pesar de ser algo amargas, estas hojas se comen en ensaladas.
  • También los pétalos de las flores pueden contribuir a dar sabor y color a ensaladas mixtas.
  • Los botones de las flores son apreciados si preparan con aceite de oliva.
  • Las flores también se pueden preparar en pastel e incluso fritas (rehogadas).
  • Los tiernos brotes basales se pueden consumir al natural o con aceite de oliva extravirgen o salteados en una paella con ajo (o aún mejor con ajo ursino).
  • En muchas regiones de Europa se preparaba una mermelada de flores de diente de león del siguiente modo: Fl. Taraxaci 1 litro, Agua 2 litros. Hervir en cacerola abierta durante aproximadamente 20 minutos; filtrar y mantener el líquido; añadir 1 kg de azúcar; hervir en cacerola abierta hasta obtener la densidad deseada; verter (hirviente) el líquido obtenido, espeso, en vasos bien limpios (esterilizados) y cerrarlos herméticamente.
  • También se prepara una suerte de "vino": vino de diente de león.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-18112801