San Gregorio Nacianceno - . InicioWEB personal con 29539 páginas, 119458 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Historia
San Gregorio Nacianceno
ImprimirInformaciónMandar
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Es llamado también Gregorio el Teólogo.
  • Uno de los cuatro Padres y Doctores de la Iglesia oriental (junto a san Atanasio, san Basilio y san Juan Crisóstomo)
  • Gregorio Nacianceno nació cerca de Nacianzo, en Capadocia (actualmente en Turquía) hacia el año 329
  • Estudió en Cesarea (Palestina) y en Alejandría (Egipto).
  • Después pasó a Atenas con San Basilio, su compatriota y amigo.
  • Fue bautizado en el año 360 por su padre, que era obispo de Nacianzo.
  • Con la firme decisión de llevar una vida de devoción marchó al Ponto, donde vivió en el desierto próximo al río Iris (actual río Yesil Irmak, Turquía) con san Basilio.
  • Entre los dos recopilaron una antología de escritos del maestro y teólogo cristiano Orígenes, llamada Philokalia (en griego, "amor a la belleza").
  • Basilio fue nombrado más tarde obispo de Cesarea
  • En el año 371 o 372 convenció a Gregorio para que aceptara la sede de Sásima, un pueblo de Capadocia.
  • Sin embargo, a Gregorio no le gustaba la vida pública y, hasta la muerte de su padre en el año 374, estuvo retirado.
  • En el año 378 o 379 Gregorio se hizo cargo de la congregación nicena de Constantinopla.
  • Aquí pronunció cinco discursos sobre el dogma de la Trinidad que le dieron el apodo de Teólogo.
  • Hizo muchas conversiones entre los arrianos (que negaban que Jesús fuera Dios).
  • El emperador Teodosio se declaró su protector: lo nombró arzobispo de Constantinopla y reunió en esta capital un concilio para confirmar su elección.
  • Pero no tardaron los obispos de Egipto en atacar al nuevo arzobispo.
  • Entonces, Gregorio, abandonado por todos, incluso por el mismo emperador, y ante la resistencia de los arrianos, dimitió, con la esperanza de evitar nuevos cismas, y volvió a su pueblo, Nacianzo, donde vivió en la soledad hasta su muerte en el 389, dedicándose a escribir muchas obras que han inmortalizado su nombre.
  • De sus escritos se han conservado 45 sermones, 243 cartas y 407 poemas dogmáticos y morales.
  • En su obra Discursos teológicos defendió el dogma de la Trinidad.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-18112801