Museo del corcho. InicioWEB personal con 34.520 páginas, 145.492 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Santisteban del Puerto
Museo del corcho
ImprimirInformaciónMandar
Museo del corcho. Museo del corcho. PicadorMuseo del corcho. Virgen
Museo del corcho. El afiladorMuseo del corcho. BorricosMuseo del corcho. Autor
Museo del corcho. BerreaMuseo del corcho. La ternuraMuseo del corcho. Con policromía
Museo del corcho. Ciervo heridoMuseo del corcho. Cabra montesaMuseo del corcho.
Museo del corcho. Museo del corcho. El maletillaMuseo del corcho. Buhonero
Museo del corcho. El punteroMuseo del corcho. Los pescadoresMuseo del corcho. Camada de zorros
Museo del corcho. El derroteMuseo del corcho. Escuchando el ojeoMuseo del corcho.
Museo del corcho. Águila culebreraMuseo del corcho. La loba y el cerdoMuseo del corcho.
Museo del corcho. Iglesia de San EstebanMuseo del corcho. El arrieroMuseo del corcho. El rejoneo
Museo del corcho. El CordobésMuseo del corcho. La cocina ruralMuseo del corcho.
Museo del corcho. Ciervos en celoMuseo del corcho. El podenqueroMuseo del corcho.
Museo del corcho. Museo del corcho. SaltimbanquiMuseo del corcho.
Museo del corcho. CigüeñasMuseo del corcho. CuadroMuseo del corcho. Cuadro
Museo del corcho. CuadroMuseo del corcho. La cría del jabalíMuseo del corcho. Cuadro
Museo del corcho. CiervosMuseo del corcho. Detalle de la Cocina rural
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Juan Antonio Higueras Fernández, nació en Santisteban del Puerto el 3 de agosto de 1907, y es aquí donde transcurre toda su vida, hasta su muerte en marzo de 1994.
  • Conserva la familia una colección de grafitos y acuarelas de Paisajes de su tierra, animales en libertad, estudios de Murillo, Velázquez, Rembrant...
  • Es un hombre sin formación académica.
  • Cuando descubre el corcho, recogido directamente de los alcornocales de Sierra Morena, comienza a crear verdaderas esculturas en este material tan difícil de manejar.
  • En una ancha veta encuentra el cuerpo de un toro, unas microscópicas virutas son las cerdas erizadas de un jabalí acosado por los perros, en un pedacito que apenas se ve está el cigarro del cazador contemplando su pieza cobrada, o la monda de la patata que amorosamente pela la mujer en la cocina del cortijo.
  • Sus herramientas eran una navaja gastaba por el uso, una simple lima y un pequeño trozo de lija
  • Tenía un sentido innato del movimiento, de las proporciones, del ritmo, de la perspectiva, de la anatomía, animal y humana, motivada tal vez por la contemplación directa de los modelos. 


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-20042301