Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. InicioWEB personal con 31.787 páginas, 130.960 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Jaén
Torre ibero-romana del Cerro de la Horca
Castillos y murallas, Fuentes, aljibes, estanques, baños y acueductos, Ibero, Romano
ImprimirInformaciónMandar
AnteriorTorre ibero-romana del Cerro de la Horca - Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. TorreónSiguiente
Torreón
Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. MuroTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Resto de muroTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Restos de construcciones
Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. AljibeTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Pilares del pórticoTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Esquina del Torreón
Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. Muralla del torreónTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Muralla del torreónTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Restos de construcciones
Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. Restos de construccionesTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Muralla del torreónTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Restos de construcciones
Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. MurallaTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Aljibe y pilaresTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Restos de construcciones
Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. AljibeTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. TorreónTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Esquina del torreón
Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. Grosor de los murosTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. AljibeTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Destrozo en la pared del aljibe
Torre ibero-romana del Cerro de la Horca. Opus signinumTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. AlturaTorre ibero-romana del Cerro de la Horca. Vistas
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Código: 230380012, 230380089.
  • N-323 Km 341.5. En dirección Granada. El yacimiento se localiza en un cerro aislado entre los términos municipales de La Guardia y Jaén, junto al kilómetro 341,5 de la Carretera Nacional 323, en la margen izquierda de la misma.
  • Ubicada en la Aldea Jardines de la Juca.
  • El Cerro de La Horca forma parte de una antigua planicie fluvial de la margen derecha del río Guadalbullón, excavada por el curso actual del río.
  • El yacimiento se localiza en el entorno inmediato de la urbanización "Complejo Residencial Los Jardines de
  • la Yuca".
  • En 1987, se realizó en él una excavación de urgencia, ante la inminente construcción de dicha urbanización.
  • Por mitad de la cumbre del cerro pasa el límite entre los términos municipales de La Guardia y Jaén.
  • En el yacimiento pueden distinguirse claramente dos fases de ocupación, una de época prehistórica, concretamente de la 1a mitad del II Milenio a. de C., y otra adscribible al período íbero-romano (siglos I-II d. de C.)
  • La ocupación prehistórica del Cerro de la Horca se circunscribe a la parte más alta del mismo. Los restos parecen asignables a un pequeño grupo humano perteneciente a las comunidades asentadas en el Piedemonte Subbético, en las que se observa un fuerte arraigo del trogloditismo neolítico, que a comienzos del II Milenio (siglo XIX a. de C., primeras fases de la Edad del Bronce) van a instalarse en los fértiles suelos próximos al Subbético, con clara vocación agrícola.
  • La fundación de esta aldea parece paralela a la de Cazalilla y a la del Cortijo de la Torre, así como a la gran reordenación de los sistemas defensivos de Albalate (Fase VI).
  • Su asentamiento en una zona de altura, alejada relativamente del Valle del Río Guadalbullón y enclavada en un potente Domo que permite la planificación de una estrategia de control visual y fácil defensa, puede ser reflejo del conflicto entre estos grupos y los de la Campiña, advirtiéndose por tanto una frontera natural, cuyo límite sería el Guadalbullón.
  • La cultura material del asentamiento (hoces, azuelas de piedra pulimentada, molinos barquiformes, cerámicas a mano con decoración incisa, etc.) indican la orientación agrícola de estas comunidades, completada con una importante cabaña ganadera de ovicápridos, que se reitera a lo largo de las superposiciones de cuñas cenicientas de la materia orgánica de los alzados de paramentos de deleznables cabañas.
  • A mediados del II Milenio a. de C. se aprecia en el Cerro de la Horca un profundo cambio en los esquemas constructivos: Por primera vez se usa la piedra, unida a la aparición de nuevas soluciones constructivas.
  • Así, encontramos una sucesión de alineaciones de muros perpendiculares a las terrazas del Domo, con compartimentaciones interiores, respuestas constructivas y de espacios de habitación que perfilan la llegada de las ideas procedentes del Sureste, que conocemos como Argarización.
  • Aunque, en este caso, sometidas a un fuerte tamiz aculturador de sus tradiciones materiales y culturales, como se desprende de la continuidad material y la ausencia de esquemas funerarios asociados al hábitat, constantes de estas Formaciones Sociales, en un momento donde la revitalización ocupacional del Guadalbullón parece advertir la existencia de una ruta a lo largo de su curso, abriéndose al mundo granadino, e incidiendo, además, con la crisis política, ocupacional y estratégica de las Campiñas, con la desmantelación de la Frontera.
  • El asentamiento íbero-romano del Cerro de la Horca se encuentra en una cota inferior al anterior. Básicamente se trata de una Turris ibérica con perduración en época romana y de planta rectangular, con construcciones anexas. La forma y disposición de los muros, su técnica constructiva y la ubicación en un lugar de fácil defensa, son los factores que hacen pensar en un yacimiento estratégico.
  • El interior se organiza en torno a un patio porticado, siguiendo el modelo clásico de la casa romana.
  • El agua de lluvia caída sobre la parte cubierta sería conducida a un "impluvium", para que, una vez decantada, pasara a un aljibe de Opus signinum, mortero de cal y cerámica triturada que se usaba para la confección de paramentos impermeables, bien conservado, de 3,8 x 1,3 x 3,5 metros, acabando uno de los lados en semicírculo y revestido de mortero.
  • Los materiales hallados (sigillata hispánica, cerámica ibérica pintada con motivos geométricos en rojo) proponen una cronología entre finales del siglo I y mediados del siglo II d.C., aunque algunos fragmentos anteriores (sigillata itálica) apuntan a que el lugar pudo ser enrasado en el siglo I para, sobre las estructuras preexistentes, construir las localizadas en la excavación.
  • Los fragmentos de Terra Sigillata Hispanica pertenecen con toda seguridad al horno de producción de Los Villares de Andújar, fechables por tanto entre los años 60 y 80 d. C.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19072300