Cerro Alcalá - . InicioWEB personal con 27460 páginas, 103399 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Torres
Cerro Alcalá
Ibero, Prehistórico, Romano
ImprimirInformaciónMandarPDF
Cerro Alcalá - Cerro Alcalá. Cuenco de Plata de Torres (Jaén) grosor 13,4 cm. Musée du Louvre, cat. 346Siguiente
Cuenco de Plata de Torres (Jaén) grosor 13,4 cm. Musée du Louvre, cat. 346
Cerro Alcalá - . Cuenco de Plata de Torres (Jaén) grosor 13,4 cm. Musée du Louvre, cat. 346Cerro Alcalá - . RestosCerro Alcalá - . RestosCerro Alcalá - . Restos
Cerro Alcalá - . Pesa romana de almazaraCerro Alcalá - . FrisosCerro Alcalá - . FrisosCerro Alcalá - . Cabeza femenina de caliza. Museo Arqueológico Provincial de Jaén
Cerro Alcalá - . Capitel romano en caliza. Museo Arqueológico Provincial de JaénCerro Alcalá - . Dama de Torres. En caliza. Restos de rojo en la espalda. Con tres collares. Museo Arqueológico Provincial de JaénCerro Alcalá - . Dama de Torres. En caliza. Restos de rojo en la espalda. Con tres collares. Museo Arqueológico Provincial de JaénCerro Alcalá - . León con cabeza de bóvido entre las garras. Siglos II-I a.C. Museo Arqueológico Provincial de Jaén
Cerro Alcalá - . León con cabeza de carnero entre las garras. Siglos II-I a.C. Museo Arqueológico Provincial de JaénCerro Alcalá - . Cuenco de Plata de Torres (Jaén) grosor 13,4 cm. Musée du Louvre, cat. 346Cerro Alcalá - . Punta de lanza. Museo Arqueológico Provincial de JaénCerro Alcalá - . León siglo I a.C. Museo Arqueológico Provincial de Jaén
Cerro Alcalá - . Capitel romano en caliza. Museo Arqueológico Provincial de JaénCerro Alcalá - . Ciudades iberas de JaénCerro Alcalá - . Sillar y fuste de columna. Cortijo Caniles - JimenaCerro Alcalá - . Sillares en el Cortijo Caniles - Jimena
Cerro Alcalá - . Vertiente Este
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Es a partir del Neolítico hacía el IV milenio antes de Cristo y sobre todo en la etapa siguiente, el Calcolítico, en torno al III milenio antes de Cristo, cuando se va consolidando una economía productora, y la zona empieza a poblarse. En esos momentos se inicia la primera ocupación del Cerro de Alcalá.
  • Hay un vacío de información para este término municipal hasta finales del II milenio y los inicios del I milenio antes de Cristo, coincidiendo con el denominado Bronce Final, momento en que se vuelve a ocupar el Cerro de Alcalá.
  • A estos momentos del I milenio antes de Cristo corresponden algunas cerámicas y elementos metálicos que procedían de pozos o simples loculi que encerraban urnas con incineraciones, cubiertas de fuentes carenadas.
  • También de aquí parecen proceder unas cerámicas con decoración pintada, orientalizantes, que denotarían la influencia tartésica en la zona.
  • A partir de esos momentos las poblaciones de la zona evolucionaron adquiriendo los rasgos propios de la cultura ibérica, y el Cerro de Alcalá será uno de los oppida del siglo IV antes de Cristo, que continuará ocupando en los siglos siguientes hasta época romana.
  • Es una amplia meseta, muy expoliada, en la que hasta hace poco se apreciaban restos de su compleja muralla, columnas, estatuas, etc.
  • En la zona se han localizado dos necrópolis, la de las Tosquillas y la de la Era alta de Caniles, la primera, protoibérica, está fechada en los siglos VII-IV a. de C. y la segunda es ibérica y corresponde al siglo V a. de C.
  • En la zona de Las Ventillas existe otra necrópolis con tumbas excavadas en la roca, sin que aparezcan elementos cerámicos que indiquen la fechación exacta.
  • El asentamiento fue elegido por los íberos debido a que era una zona elevada desde la que podían vigilar los alrededores.
  • Fortificaron el recinto constituyendo el conjunto un Oppidum, es decir, un poblado situado sobre una meseta y con fortificaciones.
  • La excavación de dos de las necrópolis puso al descubierto numerosas tumbas, siguiendo el ritual de incineración ibérico, algunas de ellas de gran tamaño, revestidas con adobes.
  • Junto a ellas se documentaron algunos ustrina, lugares donde se incineraban los cadáveres
  • El Cerro de Alcalá, que bien pudiera ser la Ossigi Latonium a la que hacen referencia las fuentes escritas, quedaría en el área bastetana.
  • A la etapa ibérica, en una fase ya tardía, entre finales del siglo II o inicios del I antes de Cristo pertenecía un vaso de plata con inscripción ibérica que se encuentra en el museo del Louvre, y que se conoce como vaso de Torres. Se trata de un hallazgo fortuito, del que se desconoce su procedencia con una inscripción en la parte superior junto al borde; los signos utilizados pertenecen a la llamada escritura meridional, siendo una de las más antiguas inscripciones ibéricas que se conocen.
  • Del Cerro Alcalá procede también La Dama ibérica de Torres.
  • A partir de la conquista romana de la Campiña de Jaén, se observan algunas transformaciones en el paisaje que se acelera a partir del siglo I después de Cristo, cuando Ossigi ostenta algún tipo de estatus privilegiado que configura lo que inicialmente fue el oppidum ibérico del Cerro de Alcalá como municipio romano.
  • Reflejo de ello es la sistemática implantación rural de una estructura de hábitat permanente basada en el modelo de la villa, donde el campesino propietario reside en su fundus.
  • Otros yacimientos que evidencian la existencia de asentamientos romanos por los restos de cerámicas encontrados en ellos, como terra sigilata, tégulas, etc., son los situados en el Cortijo del Zarcejo, Las dehesas, Los Peñoncillos, Los Ventorrillos, La Zarzuela, La Tosquilla, Las Fuentes, Recena, Cerrillo de Recena y Pulpite. En este último y en Los Ventorrillos, además se han encontrado fragmentos de cerámica ibérica. La mayoría se encuentran en vías de destrucción, y no siempre por causas naturales sino por el expolio humano. Presentan en superficie vajilla de terra sigilata, revestimientos de estucos, cubriciones de tégulas y toda una serie de cultura material.
  • Código PIA 230520006.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-17051500