WEB personal con 31855 páginas, 131646 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Jaén
Aldea Puente Jontoya
Poblaciones
ImprimirInformaciónMandar
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Ubicada en la carretera que une Jaén con La Guardia.
  • Por ella pasa el Río Jaén.
  • Su nombre le viene por el Puente Jontoya.
  • El paraje por donde el Río Jaén pasa más próximo a la ciudad es el del Puente Jontoya, lugar en que siempre hubo un vado, junto a las huertas de Los Tejares, Fraila y Juan Ramos.
  • Era también paso del camino de herradura que comunicaba Jaén con la vecina población de La Guardia; camino de forzoso tránsito en la Edad Media hacia el reino de Granada, del que hablan con asiduidad las crónicas medievales.
  • Aparte de ser paso obligado de los hortelanos de las huertas de Fraila, Vega de los Morales y Vega del Infante, tampoco faltó un molino harinero en el lugar, el llamado molino de Alguacil, situado junto al vado, que con frecuencia desaparecía por las aguas turbulentas de las periódicas tormentas, por lo que a veces se levantó algún puente de sencilla construcción que no solía durar mucho.
  • A mediados del siglo XIX, el molino Alguacil pasó a manos de Manuel Jontoya Taracena, madrileño de nacimiento, liberal, que fue diputado por Jaén y en algún momento estuvo exiliado en Francia. Transformó el molino en una fábrica de harinas con energía hidráulica. Sus influencias políticas le permitieron que el Ayuntamiento de Jaén construyera el puente que permitiera el paso a hortelanos, viajeros y porteadores de su fábrica de harinas. Este puente recibió popularmente el nombre de su promotor. Sin embargo, el puente tuvo vida efímera, pues una tormenta lo destruyó.
  • Nuevos intentos quedaron sólo en proyectos, hasta que el nuevo propietario de la fábrica de harinas, el médico Fidel Álvarez Ochoa, santanderino, llegado a Jaén en 1893, promovió la reconstrucción del puente a costa de los interesados. Se aceptó el proyecto de la Sociedad altos Hornos de Bilbao para construir un puente metálico, que se acabó en el verano de 1897.
  • En el siglo XX, el puente se convirtió en lugar de veraneo de los giennenses, que buscaba la frondosidad y humedad de los ríos refrescar la canícula. A ello su unía la proximidad a la ciudad. Hoy día es un barrio más de la misma, con numerosas viviendas y apartamentos.

Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19082600