WEB personal con 31886 páginas, 131811 imágenes
 Inicio 
 Sitios 
 Setas 
 Otras 
Sitios > Provincia de Jaén > Jaén
Hospital de San Juan De Dios
Hospitales o farmacias, Religioso, Siglo XVI, Siglo XVII, Siglo XVIII
ImprimirInformaciónMandar
Escucha este texto[Escucha este texto]
  • Ubicado en la Plaza San Juan de Dios número 2.
  • El Hospital de San Juan de Dios tiene sus raíces en otros dos hospitales, el de la Santa Misericordia fundado en 1497 para “cuidar enfermos pobres y de todas enfermedades, excepto incurables, contagiosos y dementes” y el de San Lázaro que estaba ubicado fuera de la Puerta de Martos (Muralla. Puerta de Martos).
  • En 1619 el Ayuntamiento entrega a los religiosos de San Juan de Dios las dependencias hospitalarias del antiguo hospital de la Misericordia, unificando los dos hospitales e iniciándose una remodelación del edificio.
  • Tras la exclaustración de Mendizábal, pasó a la Diputación Provincial en 1849, que lo mantuvo como Hospital de la Beneflicencia hasta que por su estado ruinoso y la falta de acondicionamiento fue clausurado en 1973.
  • En 1995 lo restaura la Diputación para palacio de Congresos y sede del Instituto de Estudios Giennenses.
  • El complejo del hospital estaba formado por el edificio propio, con portada del siglo XVI, del gótico tardío.
  • Se estructura en torno a dos patios interiores e irregulares situados a distinto nivel.
  • El de mayor altura de forma trapezoidal presenta doble galería de arcos toscanos en el primer piso y jónicos en la galería alta, patio porticado del siglo XVII.
  • Al construir la Diputación el Hospital Provincial Princesa de España y otros servicios sanitarios, el Hospital de San Juan de Dios quedó definitivamente abandonado hacia 1980.
  • La fachada conserva una original portada de arco rebajado y finos baquetones góticos en las jambas, con figuras de dos ángeles en el tímpano, sosteniendo el escudo de la orden.
  • La iglesia adjunta tiene una sencilla fachada del 1771.
  • Su interior fue rehecho tras un devastador incendio en 1915, y que fue objeto de reconstrucción en 1919, también quedó sumida en el olvido.
  • En la actualidad está restaurada y se utiliza como salón de actos, en estilo neo-renacentista andaluz.
  • Se ha respetado la decoración de la capilla.
  • Se levantó con planos del arquitecto Manuel Mendoza, con una sola nave que corresponde al eclesticismo historicista de la época.
  • Lo único existente de la primitiva iglesia es su portada con arco de medio punto sobre impostas, flanqueado por pilastras toscanas cajeadas con pequeños fondos resaltados, entablamento partido por el escudo de la Orden, sobre el que se sitúa una hornacina con el Santo titular.
  • La espadaña de ladrillo es de principios del siglo XIX.
  • En el año 1918, llegó a Jaén un tren con 86 dementes que fueron devueltos desde Cataluña. Estos locos venían del manicomio de San Baudillo de Llobregat y enviados a la Diputación Provincial de Jaén por demora en el pago de las estancias devengadas por aquellos pacientes. Fueron habilitados a toda prisa unos sótanos del Hospital Provincial. Esta situación duró bastante tiempo y mejoró con la dictadura del general Miguel Primo de Rivera. Los enfermos fueron trasladados a unas salas construidas en el pabellón contiguo al hospital; se creó una plaza de médico alienista -cuya provisión fue demorada algunos años- y se consiguió una pequeña cantidad para iniciar la construcción de un manicomio.
  • Pero en 1933 la situación era terrible. La sección de hombres albergaba a ciento sesenta y cinco pacientes, alojados en cuatro salas y 18 celdas. Había sólo cuatro retretes (uno por cada sala) y una sola bañera para todas ellas. El baño no tenía dotación de agua caliente y sólo a veces llegaba a él el agua fría. El número de camas era exactamente igual a la mitad del número de enfermos, es decir, 83. Los restantes pacientes dormían sobre colchones tendidos en el suelo, por los pasillos y aún debajo de las camas indicadas. No había más mobiliario que unos bancos de madera y los enfermos comían sosteniendo el plato con las manos o apoyándolo sobre las rodillas. Las ropas eran escasas; no había más que 100 camisetas, por ejemplo, para los 165 pacientes, que, por añadidura convivían todos mezclados, sin clasificar, los enfermos agudos y los infecciosos, los tranquilos y los pacíficos, los agitados y los que aguardaban el alta por estar ya curados. No existían documentos de ninguna clase para juzgar esta situación legal de los enfermos, ni conocer la historia clínica de cada uno de ellos.
  • Junto a él se encuentra la Antigua Escuela de Enfermería que estaba vinculada a este hospital.
  • Referencia catastral 0011607VG3801S0001DA.


Contadores
Página confeccionada por Francisco Miguel Merino Laguna
Ver 2-19082600