http://www.redjaen.es/francis/?m=c&o=67986
Pinturas rupestres de la Cueva de Nerja
Sitios > Provincia de Málaga > Nerja
Pinturas rupestres de la Cueva de Nerja
Pinturas rupestres de la Cueva de Nerja. Pinturas rupestres de la Cueva de Nerja. Pinturas rupestres de la Cueva de Nerja.
Pinturas rupestres de la Cueva de Nerja. Pinturas rupestres de la Cueva de Nerja.
  • Viene siendo estudiado desde el año 1962
  • Los artistas prehistóricos utilizaron principalmente las Galerías Bajas (Sala del Belén, Cascada, Fantasmas, Cataclismo y el Camarín de los Órganos) y las Galerías Altas  en las Columnas de Hércules y en el Laberinto (Sala de la Cocina, Divertículo de los Delfines y Paso del Caballo)
  • Más de 600 motivos pintados o iconográficos, pudiéndose conjugar este arte en dos grandes grupos, el Pleistoceno y el Postpaleolítico, que demuestran el uso de las paredes de Nerja como lugar simbólico a lo largo de una amplia franja temporal.
  • El grupo Pleistoceno consta de conjuntos solutrenses formados por motivos zoomorfos de équidos, cérvidos, cápridos y de ideomorfos o signos, con una interesante distribución topo-iconográfica de todo el conjunto del Santuario Solutrense, teniendo paralelos formales y espaciales con otras cuevas.
  • También en este grupo, se integra una pequeña representación de arte Magdaleniense, reducido a pisciformes en las Galerías Altas, el llamado Camarín de los Peces, de una complicada disposición y ubicación, que se intenta resolver a través de una cartografía tridimensional que clarificará el problema de reproducción del espacio y la articulación de las figuras.
  • En el grupo Postpaleolítico, desarrollado durante el Neolítico y Calcolítico, se puede distinguir cuatro subgrupos: Pintura esquemática clásica, constituido especialmente con antropomorfos; Grabados esquemáticos; Pintura negra del Calcolítico y Cazoletas de época tardía, ubicadas en las Galerías Bajas.
  • Los artistas prehistóricos utilizaron con más profusión la parte inicial de la gruta, las salas conocidas como Belén, Cascada, Fantasma, Cataclismo y el Camarín de los Órganos, no obstante, las Galerías Altas cuentan con una importante ocupación ejercida entre la estancia de Columnas de Hércules y Laberinto (Sala de la Cocina, Divertículo de los Pisciformes y Paso del Caballo).
  • Todo esto demuestra la sucesión ininterrumpida de culturas prehistóricas desde los comienzos del Paleolítico Superior, en el Pleistoceno, hasta las comunidades del Holoceno, Neolítico y Calcolítico, llegando incluso al Bronce.
  • El Santuario Solutrense (XVII milenio), contiene un amplio registro gráfico (589 motivos), repartidos entre animales y signos en negro y rojo, alcanzando mayores cifras los ideomorfos con un índice de 93´6 %, frente al 6´4 % de los zoomorfos, representados estos por una fauna escasa de équidos, ciervos, ciervas, cabras y un grupo de cuadrúpedos indeterminados. Los ideomorfos comprenden diseños rectilíneos (haces paralelos y trazos pareados), curvilíneos (arcos concéntricos y ondulaciones) cruciformes, puntuaciones (pares de puntos e hileras), cuadrangulares, circulares y un abundante fenómeno consistente en la aplicación directa de trazos y manchas informes sobre los espeleotemas. Todo este repertorio figurativo se relaciona con el ambiente estilístico Mediterráneo.
  • La construcción del Santuario se efectúa lineal a lo largo de unos 400 m. de galerías, con una sectorización que evidencia una especialización temática, a partir de seis paneles centrales regidos por el animal axial, asumido en este caso por la cierva ante la ausencia de bóvidos (bisontes o uros), incorporando dos variantes, cierva-caballo más otras especies y ciervas- signos, topo-iconografía análoga a la de la Cueva de Doña Trinidad (Ardales) y Cueva Navarro (Málaga), especialmente con la zona de Los Órganos.
  • De la etapa Solutrense también provienen plaquetas de grabados estriados con pigmentación roja.
  • La composición monotemática Magdaleniense (XIII milenio), se limita a una corta producción muy homogénea y llena de simbolismo, el Camarín de los Pisciformes, con una originalidad temática y adecuación al soporte. Está localizado en las Galerías Altas, en un cubículo de unos 2 m. cuadrados que encierra seis pisciformes en color rojo distribuidos en tres paneles que van aumentando la cantidad de elementos y complejidad de modelos a medida que nos adentramos en el Camarín. La composición tiene una secuencia figurativa equilibrada, reflejo de una unidad temporal, técnica y de autoría, repitiendo en un estrecho espacio unos prototipos muy estereotipados que podrían identificarse con focas y que se pone en relación con la búsqueda de recursos marinos por los grupos magdalenienses.
  • Por otra parte, las manifestaciones rupestres realizadas por las comunidades productoras postpaleolíticas, Neolítico y Calcolítico (IV-III milenio), quedan plasmadas en un friso de pintura esquemática antropomorfa realizado en rojo, situado en la Sala de la Torca, cerca de una de las entradas primitivas. Corresponden a figuras humanas esquemáticas con posibles artefactos en sus manos que se pueden interpretar como escenas de danza. Después, en Las Galerías Altas, Salas de Cataclismo y Cocina, podemos apreciar dos grupos de grabados con representaciones esquemáticas que se interpretan como ídolos bitriangulares calcolíticos o deidades femeninas, uno de ellos con caracteres sexuales femeninos. También en las Galerías Altas se ubican un conjunto de pinturas negras realizada de una forma inconexa a base de líneas y trazos entrelazados.
  • Por último hay que significar una curiosa manifestación rupestre que se da en la Cueva, principalmente en las partes más cercana a la entrada, sin sobrepasar el inicio de la Sala del Cataclismo, es el conjunto de"cazoletas" o erosiones horadadas circulares en columnas o formaciones de calcitas, hechas con técnica de piqueteado y unos siete cm. de diámetro sin poder darse actualmente una interpretación o utilidad para el que se realizaron.